lunes, 22 de diciembre de 2008

Tráfico Ecológico.


La otra noche, en un alarde de curiosidad por ver la programación de las tantas de la madrugada, se me ocurrió encender la tele. Me crucé con uno de esos programas sobre ecologismo (cuya lógica es cuestionable, en el mejor de los casos). Era algo así como la mariposa azul, o el insecto verde, o alguna otra gilipoyez semejante.

La culpa es mía por quedarme a ver esos programas, pero ansiosa de saber, me picaba la curiosidad por ver los puntos de vista de aquellas personas, aquellos "ecololistos". No sin sorpresa, me encuentro como sus puntos de vista son incapaces de salir de su eje, y su notable falta de empatía a la hora de percibir la auténtica situación de las personas. Dicho claro, al resto de los que no compartimos sus puntos de vista nos toman por egoistas e imbéciles.

En uno de los squetches, hacen una comparativa de trayecto, en furgoneta desde Alcorcón-Atocha, y luego la vuelta desde Atocha en tren. En furgoneta, en plena hora punta, nos sale una cuenta de 50 minutos de trayecto, con el consiguiente gasto de gasolina. La vuelta desde Atocha contabiliza solo desde el momento en que el tren aranca, y nos da 20 minutos de trayecto, visualizado con el pasajero sentado y leyendo un periódico.

Pero que ocurre si esa misma linea la cojemos en hora punta? Sería interesante ver como el pasajero intenta leer el periódico en un tren atestado de personas, como deja pasar varios trenes por que es imposible entrar en ellos, debido a la multitud. Y que ocurre con el camino hasta la estación? O acaso todos los sufridos ciudadanos tenemos una boca de metro en la puerta de casa? O el paseo no es parte del tiempo de trayecto?
Y la espera? Algunos trenes pasan cada 20 minutos, y la pérdida de uno supone una pérdida de 20 minutos de espera, si no más. Y cuando se estropea un tren, o dependes de hacer trasbordos, la cosa se complica, corriendo de un andén a otro, de un lado a otro, con un frenético estress que al final llegas al trabajo, y del cansancio solo te apetece volver a casa y dormir.

No todos tenemos la suerte de salir de casa y entrar en el metro, y al salir del tren, tener la puerta del centro de trabajo en el mismo lugar. Resulta que la mayoría de sufridos ciudadanos tienen que coger varios trenes, o darse largas caminatas hasta la parada más cercana. Algunos de nosotros hemos cuantificados los gastos de tiempo, y tardamos bastante menos viajando en coche, que en transporte público. En mi caso, la diferencia eran más de dos horas y media, frente a los 45 minutos en coche. O ahora resulta que los ciudadanos somos tontos, y tardando menos en tren, nos vamos en coche. Todo porque somos unos egoistas que queremos contaminar el aire, y nos gusta quemar nuestro sueldo en gasolina.

Luego si cuantificamos los gastos, por aquel entonces, en mi antiguo puesto, no solo el tiempo en coche era menor, si no que debido a los precios del abono transporte mi gasto de gasolina solo era 15 euros más caro que el mentado abono, que superaba los 69 euros. 6 horas de mi vida echadas por el retrete no valen esos 15 euros. También en el mentado documental (muy objetivo este), se decía que el precio de un viaje sencillo era 1 euro. Un billete sencillo, pero un abono, dependiendo del lugar, te puede subir por encima de los 70 euros a las zonas más lejanas, y a las más cercanas rondar los 50.
En mi puesto actual, gasto menos gasolina de lo que me costaría el abono mensual. El tiempo de trayecto son 15 minutos en coche, frente a la hora y media en transporte público. Pero como somos tontos, preferimos gastar coche, y contaminar mucho, que ir en un cómodo autobús en hora punta, lleno de gente hasta reventar, y teniendo que aguantar los malos modos de la educada población española. Prefiero ir en mi coche, y si discuto con alguien, en 5 minutos cada uno por su lado, y no nos volvemos a encontrar nunca más.

Pero vease el egoismo de aquellos ecologistas, que no tiene precio. Alguno aseguró que la gasolina debería subir mucho más, y ponerse muy cara, fomentando así el uso del transporte público. Acaso no se tiene en cuenta que la subida de la gasolina supone la subida del abono transporte, por lo que probablemente nos encontremos en la misma situación. No solo eso, si no que supone la ruina de todos aquellos que trabajamos de transportistas autónomos. Los meses de aquella subida exacerbada fueron muy duros para nosotros, los conductores profesionales, puesto que todo lo que ganábamos (aquellos como yo con menos ingresos), se nos iba íntegro en la furgonetilla. Además, incluso para las medianas y grandes empresas, los costes serían tan elevados, que no podrían mantener tantos vehículos, por ende menos trabajadores que se contratarían, y más gruesas y largas las colas del INEM. Invito a todos los ecololistos con similares pensamientos a que repartan las cargas de productos por todo el país en bicicleta, así contaminamos menos. Y si el producto llega podrido, que lo paguen de su bolsillo, por no ser lo suficientemente rápidos.

Hablando de bicicletas, me fascina cuando intentan fomentar el uso de bicicleta como medio de transporte. Soy una amante de la bicicleta, y me encanta ir por el monte en ella, pero seamos serios, hay límites. Ir en bici por una comarcal sin arcenes, limitada a 90, no es ser ecologista, es ser idiota. Caben dos posibilidades, que un coche salga de una curva, no te vea, y te lleve por delante. O, que el coche te vea, intente esquivarte, y se mate él, o el que venga en sentido contrario. Pero la culpa es de los coches, que pasan muy rápido por carreteras marcadas a 90, por que pretendemos que los coches circulen a 20, y que el atasco llegue hasta la puerta de casa. Me gustaría ver que pasa si voy al paso con mi caballo, y bloqueo el camino para que ellos no pasen. Guapa seguro que no me llaman.

A pesar de estos inconvenientes menores, me gusta más cuando quieren que usemos la bici como medio habitual de transporte. Resulta que nos encontramos ciertos problemas a la hora de usar la bici, aparte de la no existencia de carriles bici en muchos tramos. Por un lado las enormes colinas y bajadas de muchas ciudades, que no las hacen aptas para ir en bici. Lo segundo, que igual tengo que recorrer 60 kilómetros, y para llegar al trabajo me tengo que levantar a las 3 de la mañana. Lo tercero, que igual al salir del trabajo tengo que ir a por los niños, y si no cojo el coche, no me da tiempo (se aplica al transporte público también). Lo cuarto, no en todas partes puedo aparcar la bici, y si me la roban, igual me hacen polvo. Lo quinto, que el día que hace frío, llueve, nieva, o similares, no solo la bici duplica su peligrosidad por la falta de adherencia, si no que al día siguiente tienes una pulmonía que te pasas tres meses en el hospital.

La bici, usada de forma no suicida, y responsable, utilizando los numerosos caminos de campo que tenemos (por donde os suelo ver, al lado hay carriles bici, o caminos de campo SIEMPRE), y sin cabreos ni imposiciones (estoy hasta los cojones de que os deis por aludidos si le pito a OTRO COCHE), es un disfrute. Pero seamos serios, esto no es Holanda como para usar la bici de forma regular, ni todos tenemos el curro a 20 minutos de casa.

Otra cosa que se intenta fomentar hoy, es el uso de energías renovables. Estoy de acuerdo en que se deben utilizar energías más limpias, pero no al coste actual. Me temo que me expresaré de forma vulgar en mis siguientes afirmaciones, pero, lo que no estoy dispuesta a pasar que a ver mis paisajes plantados de molinos, que parece que las montañas van a salir volando. Por no decir el asesinato salvaje que estos cometen contra nuestra (hasta ahora creciente) población de buitre negro, y buitre leonado. Por no mencionar que no crece NADA alrededor de los ecológicos molinos gigantes. Aparte de que generalmente no llegan a funcionar a más del 8% de su capacidad, con lo que no llegan a recuperar el gasto económico de su instalación. Es tan absurdo hacer negocios con molinos, como lo es actualmente especular con casas en alquiler (no empiezan a reportar beneficios hasta los 27 años de su compra, pero la gente es idiota y no se da cuenta).

No sería mucho más ecológico instalar en todas las casas placas solares, para reducir los gastos de energía hasta en un 40-50%, y construir nuevas centrales nucleares, más seguras y eficientes? Lo de Chernobil no es un ejemplo, el reactor nuclear era de un submarino, y ni siquiera estaba dentro de un sarcófago de seguridad. La central no voló por los aires, solo fue una fuga de agua, que no habría ido a más de haber estado dentro del sarcófago. En EEUU hubo un Meltdown de un reactor, pero el daño no fue a más (dado que pocas personas saben del suceso, y no precisamente por un secretismo de los "tiranos americanos"), gracias al sarcófago que protegió el reactor de fugas. Las centrales nucleares no son tan peligrosas como nos quieren hacer creer, pero es más importante que los jubilados pasen frío, por no poder pagar una calefacción en condiciones, ya que las energías renovables son carísimas.

El intento de fomentar los biodiesel ha conllevado una crisis mundial peligrosa, y, por supuesto, muy humana y ecológica. Lo primero, los biodiesel son derivados del carbono (si no, que me expliquen por qué mi coche puede utilizarlos sin morir en el intento), por lo tanto contaminan al igual que el petroleo, puede que tanto o más que este. Lo segundo, como los seres humanos, según Locke, somos buenos por naturaleza, y no pensamos en nuestro beneficio, podemos crear gasolina con cereales sin problemas. Una pena que yo sea fiel seguidora de Thomas Hobbes, y la historia le de la razón. Homo, homini lupus. El ser humano se ha dedicado a especular con todo lo que ha tocado sus manos, oro, joyas, y actualmente, en un alarde de nuestra humanidad, con aquellas cosas necesarias para la vida, como los pisos, y la comida.

A nosotros nos afectará la enorme subida de los alimentos, pero yo al menos estoy escribiendo mis pensamientos, y mis investigaciones en un blog, en internet. Estoy dentro de un hogar calentito, y tengo una lata de refresco a mi lado, un movil al otro, y comida en la nevera. Cada vez nos cuesta más la vida, pero al menos yo tengo todo eso. Ya no me doy pequeños viajes, ni ceno en restaurantes, ni me voy al cine los viernes de madrugada, pero sigo teniendo lo necesario para una vida cómoda. Hay personas que no pueden comer carne, y cuya dieta depende de los cereales. Si estos se ponen a precio de solomillo, no pueden comer ni solomillo ni cereales, por lo que se mueren de hambre. Personas que no tienen casa, ni comida, ni energía para calentarse, o refrescarse, no tenemos que irnos a África para ver esto. Lo tenemos aquí, en nuestro país
Pero los ecologistas no piensan en ello, no piensan en las pensiones de los jubilados, que apenas pueden pagarse la comida, cuando menos una exacerbada subida de la energía.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Agentes de Seguridad.


Anna conducía lentamente por las largas y rectas autovías de Matrit. De fondo, como única música, solo el suave ronroneo de su serie 6, BMW. Iba despacio, puesto que las administraciones del Faraón, y del Monarca de la Multinación, en su enloquecido afan recaudatorio, y en una demente manía hacia la velocidad, limitaron las espléndidas autovías y autopistas a 60 kilómetros hora. Anna, que conoció otros tiempos, hacía no tanto, le fascinaba como antes tardaba 6 horas en llegar al sur, con su pequeño cacharro, y ahora, con sus más de 200 caballos salvajes, casi tenía que parar a hacer noche en un hotel.
Pero daba igual, en aquel momento venía de recoger a Zelena, una vieja amiga del extranjero, del aeropuerto. Lentamente, se movieron por el tráfico denso, llegando a detenerse en un fuerte embotellamiento que les llevaría dos horas limpiar. Esto era normal. Las bajas velocidades conllevaban que la acumulación de coches fuese intolerable, y se formasen tales atascos que la gente se iba a trabajar a las 4 de la mañana.
Zelena miró a su alrededor, los rostros de los conductores estaban tensos, los dedos crispados alrededor del volante, y la mirada fija al frente. Parecía casi como si francotiradores los estuviesen apuntando de todos lados.
"Que les pasa?" pregunto la mujer, con un fuerte acento eslavo.
"Están nerviosos." contestó la conductora, encogiendose de hombros.
"Por el atasco?" pregunto la otra, inocente.
"Nadie se pone nervioso ya por los atascos. Intentan no tener ningún golpe tonto. Se considera delito, y dependiendo del daño, son varios meses de carcel, y automáticamente te requisan el coche." dijo la mujer.
"Tu no vas nerviosa?"
"No, tengo más riesgo de accidente si me pongo nerviosa. Pero la administración no piensa en eso. Nunca piensa en que le conviene a los conductores." contestó la otra, resignada.
Pensando en lo extraño de aquel país, Zelena accionó el botón de la radio. Una canción de heavy metal resonó por el interior del coche. Era de hacía algunos años, y más que probable el grupo se disolvió hace tiempo.
Ahora nerviosa, Anna e apresuró a apagar la música, tanteado el botón sin ser capaz de atinar son su mano temblorosa. Una vez el coche se sumió en silencio, y solo el lento rugir del motor a ralentí les acompaño, la muchacha se permitió respirar. Miró a todos lados, tomando fuertes bocanadas de aire, asegurandose de que nadie las había oído.
"Que ocurre? Solo es música!" dijo Zelena, extrañada.
"Si la SGAE lo oye, me pondrá una multa millonaria por no tener los derechos de autor, y me quitaran el disco. Son discos muy difíciles de conseguir." explicó Anna.
"Pero si es tu coche! y Quien es la SGAE?"
"Antiguamente fue una asociación de autores, que cobraban impuestos por todos los soportes. Actualmente, son un cuerpo policial de ámbito nacional, que se ocupa de que nadie viole los derechos de autor de las canciones.
Ya no se puede poner música en las bodas, ni en los coches, ni en las casas, ni en los pubs, ni en las discotecas, si no se ha pagado previamente el impuesto sobre los derechos de autor (IDA), y no son muchos los que puedan pagarlo. Tampoco se pueden comprar discos. Se alquilan las canciones durante un número determinado de reproducciones, y si luego las quieres volver a escuchar, tienes que volver a pagar.
Yo mantengo estos discos de cuando la cultura era barata y accesible a todos. Hoy muy pocos pueden permitirse leer un libro, o escuchar música, o ver una peli si no es en el cine."
"Pero como van a controlar lo que tu haces? No es violación de la constitución? De la privacidad?" preguntó Zelena.
"De el que?... Ah, te refieres a ese panfletillo! No, la vieja constitución de modifico en el 2010. Hoy en día no tenemos nada parecido a privacidad. Legalmente pueden entrar en tu casa y ver todo lo que haces o tienes en ella. Así que será mejor que si llevas libros o algo, lo escondas, o te lo requisarán." explicó Anna, resignada.
Zelena volvió a mirar por la ventanilla. Esta vez, tentada de volver al aeropuerto y regresar a su país. Todo aquello era demasiado extraño para ella, demasiado familiar en cierto sentido aterrador.

martes, 2 de diciembre de 2008

Caprichos.


Hoy se emite un programa, "Esta Casa era una Ruina", en el cual se ha arreglado el domicilio de una familia. La familia en cuestión consta de 14 miembros, los padres y 12 hijos, 6 de ellos enfermos de una patología congénita, que malviven en un domicilio ruinoso, sin dinero para poder mantenerse, y parece ser, sin posibilidades para salir de esa lamentable situación.

Pero pese a la lástima que me inspiran, no puedo dejar de preguntarme lo mismo. Por qué han tenido tantos hijos, si no tenían medios para mantenerlos?

Es el cuento de nunca acabar, pero que se agrava notablemente, cuando las inconsciencias se vuelcan en seres vivos, y peor si son humanos. Parece mentira que la naturaleza nos haya dotado de neuronas, y capacidad matemática, y que no seamos capaces de calcular cuanto y cuanto no podemos mantener.

En muchos casos, la gente se encapricha de vehículos, o de domicilios, que están muy por encima de sus posibilidades, y que les sería todo un sacrificio poder mantener. Objetos lujosos, joyas, o viajes comprados a crédito, solo por un capricho, que se podría habe pagado facilmente ahorrando un poco.

Pero dejando a un lado el materialismo, ahora que vienen las navidades, vemos los escaparates inundados de cachorritos preciosos y juguetones, parece ser que es el regalo perfecto para cualquier niñito caprichoso. Un presente que miles de veces acaba deambulando solo por la calle, atropellado en algún arcén, y las menos veces, en una perrera, o en un refugio.
Se compran sin pensar, sin tener en cuenta que son seres vivos, que cogen cosas, las rompen, ensucian, y lloran. Las personas parece ser que quieren un peluche que les mire, un perro que no suelte pelo, que no llore, que no coma, que no ensucie, que no haya que pasear. Es decir, un juguete daría más satisfacción.

Pero en este caso en concreto, son una familia sin medios económicos, sin posibilidades, y viviendo en una casa (que llamarlo casa es ir muy lejos), que es poco más que un cuchitril. Un lugar demasiado pequeño para tal número de gente. Ante todo, hay que tener en cuenta el tema de la enfermedad congénita.
Es un pensamiento mío, pero si transmito una enfermedad congénita a mis hijos, lo que no hago es tener más hijos para seguir extendiendo la enfermedad, y encima que malvivan en condiciones infrahumanas.

Pero que lleva a una familia a tener tantos hijos? Es el OPUS? Es que acaso los escritos sagrados prefieren la hambruna, y la insalubridad, antes que el buen vivir, y la comodidad?
Se supone que no son una familia creyente. Entonces es que acaso no conocían el uso de anticonceptivos? La respuesta es lógica, pero que les llevaba entonces a cometer la imprudencia, e inconsciencia de no utilizarlos?

Con todos los repetos a la familia, pero la gente muchas veces tiene lo que se busca. Si hubiesen tenido dos o tres hijos, la situación sería radicalmente diferente.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Ataque.


Estudiaba en la facultad de Políticas del Imperio del Extrarradio. A veces Anna no podía evitar preguntarse el por qué seguía estudiando esta carrera, cuando el sistema político de la Multinación se hundía por momentos. Resignada, caminó sin rumbo alrededor de la puerta de la clase, y se encendió un cigarrillo para poder pasar el rato hasta que llegase el profesor de turno. No se relacionaba con la gente de por la mañana, su chiquillería, su falta de educación, la forma en la que se pasaban las clases de charla sin ningún respeto, y su mentalidad ególatra y abiertamente inculta, la disgustaban y asqueaban profundamente. Por otro lado, no le gustaba estar cerca de la gente cuando fumaba, prefería no molestar, y pasar todo lo desapercibida que pudieses.

Distraída, cogió un ejemplar de Multipaís, y otro del Planeta, sendos periódicos que representaban la mentalidad divergente de la Multinación. Se dio otro paseo, echándole un vistazo a los carteles que había colgados del tablón de anuncios. Buscaba alguna oferta de esquí, ahora que el calentamiento global se probó una falacia, y se encontraban a las puertas de una glaciación. Aquel otoño hacía frío, y las estaciones estaban abiertas, por lo que ofertas baratas para pobres currantes como ella eran fáciles de encontrar.

Un cartel le llamó la atención.
"Si no quieres, no dejes de fumar, pero hazlo en la calle!".

Miró a la puerta de cristal que daba a la calle, y suspiró. Normalmente lo hacía, pero estaba nevando y hacía mucho frío. Siguió leyendo similares carteles, en los cuales se amenazaba abiertamente a todos los fumadores. Su resignación, poco a poco, se convirtió en enfado. No hacía mucho, el Monarca de la Multinación había sacado algunas propuestas para proteger a los no fumadores, como la obligatoriedad de que se fumase única y exclusivamente en la calle, la división de los locales en zonas (cosa que no le parecía mal), e incluso multar a aquellos fumadores que fumasen en casa con niños, en el coche, o si eran denunciados por su asistenta (al considerarse un puesto de trabajo).

"A la calle!" bufó Anna, "a la calle como los perros!"

Ataque constante, la culpa la tenía siempre otras personas. El tabaco, una droga legal y de facil obtención, al alcance de cualquiera, pero que desarrollaba una horrible dependencia. Hace mucho que ella quería dejarlo, pero su caracter voluble y fuerte, y su ración de mala leche, le ponía en un aprieto a la hora de planteárselo. No le daba miedo dejarlo, le daba miedo enfadarse con todo el mundo y sufrir ataques de ansiedad. Había algunos tratamientos muy efectivos, entre centros de desintoxicación, hasta pastillas, pasando por los chicles que no hacían nada. Pero su mermado bolsillo no le permitía pagarse esas terapias tan necesarias.

Ello, si cabe, la enfadó aun más. Se estaban pagando cambios de sexo a los transexuales, pero el estado se negaba a pagarle unos dientes a sus abuelos, o una terapia de desintoxicación para dejar ese horrible vicio. Se les trataba como a perros, como a apestados, echándoles a la calle como si toda la culpa fuese suya (y lo era, pero ello no quitaba que no necesitasen ayuda). Todo ello en un peligroso parecido a los enfermos de lepra en la India, a los que se les da la espalda, por miedo a contagiarse. La salvedad es que, al saber que no te puedes contagiar, el trato recibido es similar al que recibe un chucho callejero que se pasea cerca de tu jardín. A patadas, con insultos, con ataques, con prohibiciones, echándolos fuera a patadas, al frío, a la nieve.

Pero nadie, ni el Faraón, ni los Gobernadores, ni los Reyes, ni la Emperatríz, ni el mismísimo Monarca de la Multinación, se habían parado a pensar en lo que realmente eran los fumadores. Eran personas enfermas, con una adicción, y que necesitaban un tratamiento, una ayuda, o algo para dejar de fumar. Acaso no se ayudaba a los cocainómanos, en clínicas de desintoxicación? Acaso no se ayudaba a los borrachos? Entonces en qué eran diferentes ellos?

Maldijo su suerte, y su estupidez cuando se dejó llevar por una tontería a los 17 años, y empezó a fumar, en un intento por integrarse. Al final, acabó siendo una solitaria, una sociópata, que no soportaba a las demás personas, y que (sin humildad alguna), se consideraba mejor que el resto de aquellos niñatos impresentables, que no conocían el término "educación" ni aunque les hubiesen sacudido con él. Todo ello por intentar integrarse en un grupo, utilizando su estupidez y descontrol adolescente. Todo ello para que ahora, la misma seguridad social que ella pagaba, les estuviese pagando cambios de sexo a los transexuales, pero no un tratamiento para su propia salud.

Resignada, entró en clase, intentando enfriar los humos de mala leche que le bullían en la sangre.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Libertad de Expresión.

http://hillary-cw.deviantart.com/art/arguing-passionately-88829412
La imagen no me pertenece, y está sometida al copyright del artista linkeado arriba.

El otro día, discutía con una amiga sobre la libertad de expresión de Estados Unidos. Supuestamente, una conocida suya, politóloga (cuya buena instrucción es más que discutible, dado que decía que nuestra social democracia es la perfección del comunismo), decía que en dicho país se censura la libertad de expresión, y se prohiben los partidos comunistas. De hecho no es así, pero si es cierto que no está bien visto.

Puede que tener las cabezas nucleares de los balísticos soviéticos apuntando a tu país, incida en algo respecto a esa opinión. O el hecho de que a día de hoy no conozco ningún comunismo democrático. O quizá el hecho de que líderes comunistas como el eternizado Norcoreano viven en una locura fantástica y peligrosa. Sea como fuere, no me parece mal que ciertas prácticas estén mal vistas.

A mi parecer, considero que España sufre de un exceso de libertad de expresión, que trae más desventajas que ventajas. Se olvida la máxima de que tu libertad termina donde empieza la mía, y se permiten todos los puntos de vista, independientemente de lo ofensivos que puedan resultar. Es tan despreciable un personaje como Jimene de Losantos, como la señora Maria Antonia Iglesias, cuyos conocidos apodos me niego a reproducir, al igual que esa agradable periodista del País (de cuyo nombre no me acuerdo), que textualmente llamó Gilipoyas a los votantes del PP en un artículo de opinión en tan "riguroso" periódico.

Sin embargo, en vez de ser condenables estas manifestaciones de buena educación, buen estar, y buen talante, se mediatizan, se hacen programas invitando a tan deleznables criaturas, para que den el espectáculo que todos esperan ver, una guerra de gallos y cotorras, donde se manifiesta que la razón la tiene el que sepa insultar mejor, interrumpir más, y berrear como verduleros. Se lanzan en todos los medios de comunicación, para que nuestros cachorrillos indefensos mamen bien de las leches de la sutil y sofisticada diplomacia española, de la elitista y agradable conversación entre cultos y académicos.

Así mismo, en una total falta de respeto, en un increible descaro y mal gusto, se mediatizan las opiniones de una persona psicológicamente enferma, ante la paliza que su marido ha propinado a un inocente que acudió en su ayuda. Ante el sufrimiento de una familia, a esta señora se le paga, por hacer entrevistas en revistas y programas del corazón, llamando al salvaje de su esclavista "bella persona", mientras acusa al noble profesor Neira de ser el culpable de su estado, por meterse en una "discusión de pareja".
En vez de condenarse, repugnados como estábamos todos ante tan deleznable y lamentable espectáculo, se le da publicidad a esta señora, y a su ancestral dueño (pues me niego a llamarlo persona).

Acercándome a la temática política, se están permitiendo actos, partidos, y comentarios de lo más ofensivos, falsamente llamados Libertad de Expresión. No es acaso menos democrática Alemania por no permitir simbología Nazi, pese al origen budista y celta de la Svastica.

Pero quemar banderas y fotografía no es libertad de expresión. Es un acto ofensivo, ya que me gustaría a mi ver que me hacen esos catalanes si quemo la bandera de Cataluña, o si quemo la foto de bodas de sus padres. No sería acaso ofensivo para ellos?

Permitir partidos con conocidos contactos terroristas no es libertad de expresión, es dar armas a aquellos que cohartan la misma libertad, y el derecho a la vida, con el uso de balas y bombas.

Insultar deliberadamente a 10 millones de votantes, de uno u otro partido (pues perlas he oído de ambos bandos), no es libertad de expresión, es insulto.

Insultar a un presidente elegido democráticamente, llamándolo asesino, fascista, y determinar que sus ocho años fue un paréntesis en la democracia, eso no es libertad de expresión, es atacar a ese hombre, y a todas las personas (la mitad de la población), que lo apoyaron, y que pusieron su fe en él.

Utilizar incorrectamente el término fascista para designar a personas con una ideología conservadora, no es libertad de expresión, es un insulto.

Podría elaborar una interminable lista de incorrecciones mal llamadas libertad de expresión, pero me ocuparía demasiado tiempo. Que nos hace ser tan débiles, tan blandos, a la hora de manifestar una censura ante ciertos tipos de hechos?

Mi deducción es que nuestra reciente dictadura, donde se cohartaban las ideas políticas, nos ha hecho dar un giro hacia un extremismo radical de supuesta libertad de expresión, en la que no se respeta al ente ajeno, dado que yo tengo un derecho de expresar mis ideas. Así pues, se pisotea al otro por el simple hecho de manifestar ideas contrarias, en un complejo de joven democracia en la cual debemos manifestar nuestras ideas, sean cuales sean, sin importarnos los demás.

Debemos aprender a dejar de lado nuestros complejos, volvernos verdaderamente respetuosos (puesto que el respeto es ese gran don del que carece la población española), respetar a los demás y sus ideas, siempre y cuando estas sean coherentes con lo correcto y lo educado.

Las Navidades del Faraón.

http://jadress.deviantart.com/art/The-Pharaoh-is-Unimpressed-38932503

La imagen no me pertenece.

El Faraón, apoyado en la ventana de su despacho, en el palacio Ayuntamiento, vislumbraba pesaroso las calles de Matrit, su pequeño reino dentro de la Multinación. Los súbditos paseaban, arrebujados en sus abrigos, encaminados a sus puestos de trabajo bajo el plomizo cielo invernal. Amargados y sumisos, proseguían con sus vidas, buscando en unos miserables sueldos la forma de sustentarse ellos y a sus familias. Ya no les quedaban sueños, no tenían tiempo para ellos, y el peso del realismo les aplastaba demasiado como para permitirse imaginar días que dificilmente llegarían.

Pero el Faraón, cegado por su ilusión utópica, en su demente locura de ser el señor de un reino feliz, y de unos ciudadanos agradecidos, pensaba las formas más estrambóticas de premiarles su lealtad. No miraba a las personas, si no a los edificios, a sus límpidas fachadas, algunas decoradas con los antiguos motivos de otra época que ya pasó.

Se acercaban las fiestas de Navidad, donde la gente fingía adorar la venida del Salvador, una excusa para reunirse con familiares a los que ni se aguantaba, ni se veía el resto del año. Todo un esfuerzo titánico para dejarse sus pocos ingresos en carísimos regalos, y en alimentos que cuestan diez veces más que en cualquier otra época. Pero los súbditos, como idiotas, se sometían a la Corporación Corte Inglés, y aceptaban sus precios sin rechistar, por que era Navidad, y era normal que las cosas costasen tan caras.

Pensando en sus súbditos, el Faraón quiso hacer algo grande, algo magnífico para Matrit. Las calles se decorarían con luces, como cada año en estas fechas, pero no podían ser luces normales. Tenían que ser las más bellas guirnaldas que la ciudad viese jamás, las más impactantes, demostrando la grandiosidad de Matrit ante el resto de la Multinación.

Contrataría a los mejores arquitectos y diseñadores para ello, al igual que hizo con los puentes de su obra. No escatimaría en gastos, Matrit se merecía eso y más. Estas navidades lucirían en la ciudad las más caras y bellas guirnaldas de todos los tiempos. Los ciudadanos podrían copar con una pequeña subida de impuestos, todo sea por Matrit.

Abajo, en la calle, uno de los pocos súbditos que aún se interesan por la política, compró varios periódicos. En uno de ellos leyó la noticia, y en aquel momento, casi se puso a llorar. Resignado, se metió los tres diarios debajo del brazo, y se encaminó, cabizbajo y desganado, hacia su puesto de trabajo.

Mientras, se preguntaba que estaba ocurriendo en aquel demente lugar para que los súbditos se dejasen vapulear con tanto descaro, sin hacer nada, sin salir a la calle exigiendo la dimisión de los locos que los gobernaban. Mientras el Faraón se gastaba sus fondos en locuras, el Presidente de la Multinación deshacía viejos contactos diplomáticos, y aislaba a lo que antaño fue un país. Los Reyes de las Tres Naciones hacían y deshacían, ganando cada vez más poder, y los Gobernadores de las demás Naciones ejercían su mandato con mayor o menor capacidad, pero todos al final corrompidos por el dinero que le sangraban a sus súbditos a través de impuestos.
Y a todo esto, no pudo evitar preguntarse por qué la Emperatríz del Extrarradio dejaba al Faraón ejercer sus locuras tan cerca de sus dominios.

Este ciudadano si se permitió soñar, poco a poco perfilando una idea difusa y neblinosa, en un plan luminoso y claro, que podría ser factible probar. Estas navidades ahorraría, y cuando pasase la locura de las Corporaciones, se marcharía de aquel país. Puede que la tierra de fuera no fuese la panacea, ni la tierra prometida, pero al menos sus vecinos los Franceses, se rebelaban y se enfrentaban contra las leyes injustas, y los líderes corruptos, todos unidos en la batalla, y en la fuerza, no en la sumisión y la resignación.

jueves, 30 de octubre de 2008

Mentiras.

Es un post que llevaba algún tiempo queriendo hacerlo, pero por falta de tiempo no he tenido oportunidad. En ello quiero hablar de lo que, a mi parecer, son grandes mentiras sobre el aborto, que tiene el afán de captar adeptos con ideas deliciosas, y atractivas.

Es un Derecho de la Mujer.

La mujer tiene derecho sobre su cuerpo. Eso es cierto, nadie puede prohibirme amputarme una mano si quiero, o ponerte site tornillos en la oreja. Pero yo no puedo cortarle las piernas a mi hijo nacido, ni a un individuo que me cruce por la calle.
Nos olvidamos con frecuencia de que el nasciturus, el nonato, embrió o feto, son individuos humanos aparte del cuerpo femenino. Si bien es cierto que durante un tiempo dependen íntegramente de la mujer, a los 5 meses, un feto es capaz de sobrevivir fuera del útero materno. A los 7 meses, un bebé sobrevive sin necesitar asistencia médica, pero esta se hace por seguridad, y por evitar infecciones.
La mujer es dueña de su cuerpo. Pero el bebé nonato es un cuerpo aparte. Por ende tiene derechos aparte, que no deben ser avasallados por un supuesto derecho femenino.

El bebé no tiene consciencia.

Cierto, un bebé no tiene consciencia sobre su propio ser has los dos o tres años de vida. Por ello he de asumir que perfectamente legal matar a un bebé de 6 meses, dado que no tiene consciencia en sí mismo.
Así mismo, cualquier persona durmiente, o en coma, o un enfermo en estado vegetal, es legal su asesinato dado que no tienen consciencia sobre su propio ser.

El embrión no siente.

Falso. El desarrollo del sistema nervioso estña completo a las 6 semanas de vida, dado que son las conexiones neurológicas que impulsan la activación y funcionamiento de los demás órganos. Lo último en formarse son los pulmones, que no completan su funcionamiento hasta el primer hálito de vida, en el momento del alumbramiento.
Las prácticas abortivas conllevan quemar con productos químicos al indefenso nonato, o su trituración mediante la práctica de un legrado. Dado que se ha demostrado que organismos pluricelulares con escasa evolución, como los peces, son capaces de sentir dolor, que nos hace pensar que un nonato no lo siente? El hecho de que no grite no es suficiente copmo para asumir que no sienten dolor, ya que los mismos peces ni gritan, ni disfrutan de expresión facial, sin embargo, sufren.

Los Niños no queridos sufrirán.

Afortunadamente, existen cientos de casos sobre mujeres que, ante un embarazo indeseado, siguen adelante. En la gran mayoría, esos niños son queridos y amados como el que más, y no tienen problemas para crecer como niños normales.
Hay muchas soluciones que se pueden tomar, entre ellas dar al niño en adopción si se está segura que no puede hacerse cargo de él. Si los 100,000 abortados en España en el último año hubiesen sido dados en adopción, nuestras desgraciadas parejas estériles no habrían precisado adoptar infantes de otros países.

Tener un hijo te jode la vida.

Pese al vulgarismo utilizado, está hecho adrede dado que es una frase muy repetida. Tener un hijo puede suponer una lacra si se aprecia desde ese punto de vista. Sin embargo, tener un hijo puede ser un aliciente para la superación personal, y dar una fortaleza a la madre por brindarle lo mejor al hijo.
Está claro que, desde un punto de vista egoista la mujer (o la pareja), no podrá salir de fiesta, ni hacer vida juvenil. Pero no supone, ni mucho menos, un estorbo ante la carrera profesional de una persona, o de una pareja.

El aborto lo practican adolescentes.

En realidad, las menores de edad que abortan no llegan al 7%. EL colectivo que más lo practica son las mayores, de 18-27 años, con cerca del 30% de los abortos, seguidas por los colectivos de mediana edad, con similar número.
Es más, el aborto se practica en un 98% de los casos bajo la inexistencia de anticonceptivos. Apenas un 0,1% alegó violación. Solo cerca de un 2% se hizo por riesgo de salud para la madre.

El Aborto se hace bajo tres supuestos legales.

Bien, el supuesto de violación es comprensible. El supuesto de malformaciones, es comprensible. Yo misma admito, en contra de mis propias ideas, que me sería muy dificil tener un hijo deficiente. A esto añado el pensamiento de que, si bien su vida es tán válida como cualquier otra, dar a luz a un niño que sufrirá irremediablemente, si es capáz de darse cuenta de su situación, no me parece ético.
Aparte de estos supuestos, entramos en el supuesto de problemas de salud psicológica. Nos hablan de los supuestos problemas que puede conllevar un embarazo. Sin embargo, a título personal, mi madre ha tenido dos hijos sin problemas de salud mental, y como ella, creo que la madre de muchos de nosotros.
No obstante, un 60% de las mujeres que abortan, presentan posteriormente tendencia suidica. El riesgo de padecer problemas mentales, como depresiones, y esquizofrenia, se multiplica por 4, con respecto a las madres que siguen adelante.
El riesgo de padecer cancer de mama aumenta entre un 50% hasta un 270% (en aquellas mujeres con antecedentes familiares), que de no practicarlo.

El Bebé no es humano hasta que nace.

A esto se le añade que no es vida. No obstante, es vida, y es humano.
En contra de lo que muchos dicen respecto a que si es lo mismo que la masturbación, decir que tanto óvulos, como espermatozoides tienen 23 cromosomas. Solo la fusión suman los 46 cromosomas que determinan nuestro código genético.
Si se analiza el ADN de un embrión, se descubre que sus celulas forman el código humano. Son humanos desde el momento mismo de la concepción.
Muchos alegan que una célula es vida. Pero un embrión no es una célula, es un ser pluricecular en desarrollo.

Y para terminar, dirigirme a muchas personas que he tenido la desgracia de cruzarme por internet, que usan estos mismos argumentos para justificar el aborto, y sin embargo, se lanzan en una encarnizada lucha por la defensa de la vida de los toros, acusando de asesinos a los taurifilos.
Es este desgraciado declive de la raza humana, en la cual la vida de un animal o de un arbol vale más que la vida de un ser humano indefenso.
Decir que estos individuos alegan alzar su voz por aquellos que no pueden, sin embargo, quien alza la voz por los nonatos, que tampoco pueden?
Concluyendo, y como es acostumbrado, si vas en contra de lo que la mayoría piensa, no eres más que un retrógrado, fascista, y conservador. Irónicamente, la defensa del aborto es más vieja, si cabe, que la concienciación sobre la vida del nonato.

Su Alteza Real.

La reina de España, Doña Sofía de Grecia. Ante todo, muchas felicidades en su 70 cumpleaños.

Quería centrar mis divagaciones en las "polémicas" declaraciones de la reina en un supuesto libro sobre su vida. En el mentado libro, hace algunas declaraciones sobre cosas que, a muchas personas, nos resultan una forma de ver, de vivir nuestra realidad.

Sin embargo, para cierto colectivo de intransigentes, llámense a sí mismos falsamente "demócratas", o "socialistas", como en el caso de Llamazares. Continuando, resulta que para estos colectivos las declaraciones de la reina le parecen políticamente incorrectas, o llegando a mentar incluso que ella no tiene derecho a opinar.

Resulta que para estos entes, estos individuos irrespetuosos, cualquier cosa que discrepe de lo que ellos opinan, es políticamente incorrecto, y es condenable, e incluso es aceptable el intento de silencio, el insulto o la descalificación. Se ha puesto muy en boca de cada día amenazarnos de fascistas a aquellos que tenemos ideas un poco más tradicionales y conservadoras, aquellos que decidimos acatar nuestros errores, y dictaminar una diferenciación en el nombre de las cosas.

Las opiniones de la reina son sobre dos polémicos temas; el aborto, y los matrimonios homosexuales.
Creo que sus declaraciones son de lo más correctas y prudentes, pero ya comenté como las opinones populares en nuestro país hoy en día resultan contrarias a lo que, para algunos, nos parece lo correcto.

A la pregunta sobre el Aborto.
"Esta usted a favor del aborto?"
La reina contestó con un rotundo NO.

Por que debe estar ella a favor del aborto? Por qué resulta políticamente incorrecto? Ella es tan libre de opinar como cualquiera, y no por que existan personas en favor del aborto, ella tiene que estar obligatoriamente en favor de este.

A la pregunta sobre los matrimonios homosexuales:
"Entiendo que haya personas que tengan diferentes tendencias sexuales, pero por que deben sentirse orgullosos y subirse a una carroza? Si los que no somos homosexuales nos subiesemos a una carroza, colapsariamos Madrid."

Bien, aquí estoy en parte, de acuerdo. El Día del Orgullo Gay fue una forma de manifestación ante la súbita libertad, tras la represión que este colectivo ha sufrido. No obstante, si bien no me importa que tengan un día, no creo que su fiesta deba financiarse con los impuestos de las personas. Son libres de celebrar su día, pero que corra de su bolsillo, ya que yo ni voy a participar, ni me considero parte de ello, por ende no creo que mis impuestos deban financiar algo tan vanal como la procesión de su festival.

Por otro lado, de una forma un tanto personal, considero una tontería actualmente la celebración de dicho día. Hoy está más que aceptada la presencia de los homosexuales, yo inclusive conozco a algunos y son personas tan normales como el que más. Pero si fuese parte del colectivo, no querría verme comparada con los individuos que se muestran en la fiesta del Día del Orgullo Gay. Estos no son más que la imagen que se dió el colectivo durante muchos año, esperpentos disfrazados de la forma má ridícula y horrenda, que nada tienen que ver con los homosexuales de hoy.

En cierto modo, a título de comparativa, resulta igual que si en el Día de la Feminidad, carrozas de mujeres con plumeros, y vestidas de amas de casa, declarasen su orgullo por ser mujer, y por haber conseguido ser aceptadas por la sociedad.

Respecto a los matrimonios, y aún a riesgo de ser tachada de homófoba, diré que soy de la opinión que ni el erróneamente llamado matrimonio civil, ni las uniones homosexuales, son matrimonios. Este no es más que un sacramento de la iglesia, y por ende, tener matrimonios civiles resulta tan absurdo como tener comuniones, o bautizos civiles.
Si bien, no por ello niego el derecho de las personas a disfrutar de las ventajas fiscales que suponen las parejas de hecho, o las uniones civiles (puesto que el matrimonio como sacramento es una promesa espiritual).

Ciertamente, son opiniones impopulares, pero no por ello menos válidas, ni muchísimo menos, políticamente incorrectas. Vivimos en democracia, y como tal, toda opinión que sea adecuada, y educada, es por ende perfectamente aceptable, y respetable en sí misma.

martes, 21 de octubre de 2008

El Planeta Vivo.

Como siempre aviso, la imagen está sujeta a Copyright. No me pertenece, ni está siendo usada con ánimo de lucro. Todo el mérito, y todo derecho sobre la misma le pertenece al autor.

http://transience39.deviantart.com/art/Mars-86321155




Y si el mundo fuese todo una mentira. Y si la realidad que vemos, que conocemos, que percibimos, no es la realidad que realmente existe. Y si hay algo más.



"Como en Matrix." había contestado sarcásticamente Jule.



"Piénsalo. Acaso no es cierto que todo el tiempo ocurren cosas extraordinarias que no tienen explicación alguna." Evan explicó entusiasmado.



Así comenzó la conversación. Así comenzó el fin de la vida que él conocía. Mientras conducía rememoraba retazos de aquella charla, en la cual, con un libro titulado "El Mundo Oculto" en sus manos, trataba de explicarle a Jule, su novia, las más descabelladas de sus teorías. Era un gran paso para él, desvelar su gran secreto, sus dudas, sus temores, y sus incertidumbres, a aquella mujer a quien pensaba proponerle en matrimonio cuando fuese su tercer aniversario. Ella necesitaba conocerle en profundidad antes de dar tal paso, necesitaba saber la persona que era él, y con quien iba a casarse. Aceptarle como tal, con sus dudas y temores, y sus escéntricas teorías del mundo.



"Evan, esto es todo lo que hay. No busques un mundo que no existe porque nunca lo encontrarás." dijo Jule pacientemente.



"Pero Jule, ve atrás en la historia. Atlántida, una civilización poderosa, con una gran tecnología, que de la noche a la mañana desaparece. Los mitos de las pirámides, el hecho de que en todos los continentes se de la estructura piramidal." tomo aire.



"Todo leyendas, Evan, cuentos de viejas!" ella empezaba a desesperarse.



"Pero Jule. Fíjate. En todas las civilizaciones, o en casi todas, existe el concepto de alma, los dragones, y los cambiaformas. Acaso no da que pensar? Pueblos que nunca han tenido contacto, pero que desarrollan la misma idea de una poderosa bestia, o de los monstruos de la noche?" explicó.



"Evan, son solo leyendas!" ella lo miraba de forma extraña.



Evan, tan entusiasmado con revelar de carrerilla sus teorías, no se percató del gesto temeroso de la mujer.



"La magia, Jule. La magia está en todas partes. Acaso tiene que haber en ello una parte de verdad!" dijo él.



"Evan, por favor. Déjalo. Todo eso no existe! Solo es un intento de explicar lo inexplicable." Jule dijo, cogiendolo de las manos con las suyas temblando de nervios.



"Jule, el hecho de que no lo conozcamos, no quiere decir que no sea cierto." dijo él. "Acaso en el siglo XV pensaron que el hombre llegaría a volar?"



Ahí. Pensó Evan mientras conducía su Citroen C4 VTS por la autopista. Justo en aquel momento de la conversación fue cuando la cagó del todo. Necesitaba que ella supiese la verdad, pero la mayoría de la gente no estaba preparada para conocerla.



"Mira esto, Jule!" dijo entusismado, aquello la convencería.



Alzó las manos, y formó un cuenco con ellas. Concentró su mente en las palmas, que al momento comenzaron a arder con la fuerte corriente de energía que fluía como un acuífero por debajo de la piel. Al momento, como el lento despertar de una flor, una chispa de energía eléctrica apareció en sus manos, y al momento un pequeño solo blanco rotaba entre sus dedos. Magia, la chispa de un poder ancestral, largo tiempo olvidado, que resurgía de las cenizas y se manifestaba debilmente ante ellos. Era el regalo de bodas más bonito que Evan podía haber pensado para ella, despertarla a las posibilidades que les ofrecía aquel Don. Seguro que ella podría hacerlo también, todos los hombres que emergieran de aquel sopor serían capaces de manifestar el poder.



Que ingenuo fuí. Pensó Evan, las luces de las farolas corriendo sobre su cabeza. Las personas no están preparadas para ver la verdad.



"Estás loco... Evan." susurró Jule con el corazón en un puño.



Ella salió corriendo de la casa, y no volvió a verla. Durante un mes trató de hablar con ella, pero no contestaba a sus llamadas. Trató de ir a su casa, pero se había mudado. Trató de encontrarla, pero pendía sobre él una orden de alejamiento. En aquel momento ella vio la verdad, pero no quiso aceptarla, y cerró los ojos con más fuerza que antes. Probablemente pensó que solo era una ilusión óptica, uno de esos trucos de magia, y que él realmente se lo creía.



Evan aparcó el coche y cerró los ojos. La amaba, y ella traicionó su confianza cuando se abrió, y lo expulsó con tanta facilidad. Tampoco resultaba tan traumático darse cuenta de que el universo no son unas leyes físicas, rígidas como el derecho, si no unas directrices maleables que hacen el mundo más sencillo. Pero ella no quería verlo, ni tan siquiera aceptar sus escentricidades. Ahora veía su rostro, como lo miraba con asco, con incredulidad, según le relataba sus teorías largamente investigadas.



Trató de dejar a un lado esos dolorosos pensamientos, y se aproximó a la azotea de su casa de campo. Tenía un caro telescopio, que le llevó años ahorrar para poder comprar, pero que era lo suficientemente bueno como para ver con claridad los planetas del sistema Solar. Buscó Marte, y no tardó demasiado en encontrarlo gracias al programa de ordenador que se había descargado.



Que estupidez la de los científicos. Estaban buscando retazos de vida en Marte. El nucleo de marte estaba totalmente frío, hacía miles de millones de años que ese planeta estaba muerto, puede que más de los que llevaba la tierra existiendo como Tierra. De haber habido vida alguna vez, hacía más de 4000 millones de años que no había nada. Las probabilidades de encontrar vestigios de civilizaciones, o de animales fosilizados, eran prácticamente nulas.



Que pretendían encontrar? Si alguna vez hubo edificios, hace mucho que no son más que piedras. Si alguna vez hubo animales, ya son un estadío más allá del polvo. Un estudio reciente demostraba que, de extinguirse repentinamente la raza humana, las plantas deborarían los edificios en 300 años. En cuestión de 1 millón de años no quedaría nada que delatase el paso del hombre por la Tierra. En Marte no quedaba nada de ninguna vida, solo era un planeta frío, con el nucleo muerto hacía tiempo.



"Un momento..." susurró lentamente, observando la superficie roja del planeta.



Que ya no era roja. Ahora era de un vibrante azul rojizo, coloreado por la superficie arcillosa del planeta. Nubes tímidas se deslizaban por su superficie, brillando con un algodonoso color blanco. No podía ser. Hace unos meses estuvo aquí, y Marte no era más que una bola de piedra roja, muerta, totalmente fría, y, sobre todo, sin mares.



Acercó más el objetivo, tratando de aproximarse todo lo que podía, hasta que el planeta era tan grande que diferenciaba continentes, montañas, y... luces! Ciudades! Había ciudades iluminadas, barcos surcando los mares, y aviones recorriendo los cielos.

No... no eran aviones. Eran animales, animales gigantescos, alados, que volaban elegantemente sobre el planeta. Un planeta vivo, poblado de verdes plantas, de nieve en las montañas, de nubes, y niebla. Y ante todo, de razas inteligentes. Todo en cuestión de unos pocos meses!



Se apartó del telescopio y respiró agitadamente. Tenía que pensar en aquello. No era posible, la vida no surge de esa forma. Es la realidad, ahora veía otra realidad, veía el universo tal y como era. Había despertado del sueño en que estaban sumidos, y estaba viendo a sus vecinos, ocultos tras una espesa cortina de destrucción, protegiendose... de qué?



La respuesta era tan obvia que casi se pega por ello. El mundo sumido en una ensoñación, la soledad, la magia oculta, la testaruda ceguera de los hombres, impuesta por la leyenda de siglos, por esa nueva religión que se llama ciencia, o puede que por un sortilegio especialmente poderoso.

Estaban escondiéndose de ellos!



AN: Una idea de esas que podrían acabar en libro. Yerk probablemente sepa que planeta es. ;).

domingo, 19 de octubre de 2008

La imagen le pertenece a este estupendo artista.
http://spacecoyote.deviantart.com/art/Futurama-Super-Happy-Fun-Show-46124117

"Señor, señor!" dijo el alterado científico, entrando apresuradamente en la habitación.

El capitán de las Fuerzas de Seguridad Espacial dio un respingo, sobresaltado por la súbita y alterada aparición del prometedor joven. Se giró, con el ceño fruncido, y el rostro serio, y miró al muchacho con esa mirada que amenaza. Ya podría ser algo importante, o el joven sufriría de su iracunda impaciencia.

"Que ocurre, Makos." preguntó el Capitán.

"Hemos conseguido descifrar el mensaje que llegó hace nueve meses, desde el sector I-48." dijo el joven, sujetando un arrugado papel entre sus temblorosas manos.

"Y bien?" dijo secamente el alto oficial.

"Parece ser que proviene de una civilización inteligente, intentando establecer contacto!" el muchacho parecía a punto de echarse a llorar de la emoción.

El Capitán se giró hacia las numerosas pantallas que poblaban la sala. Millares de estrellas brillaban en ellas, chispeando, tintineando con ese silencioso parlotear, con ese lenguaje místico y milenario. Tantos secretos ocultaban tras sus fulgurantes auras, tras su poderoso corazón nuclear. Tan hermosas eran, y tan terribles a un tiempo.

Era normal la reacción del muchacho. Finalmente, tras tantos años de exploración por el frío e inmenso espacio, no estaban solos. Habían encontrado vida anteriormente, en cientos de sistemas estelares en la cercanía. Sin embargo, o eran planetas poblados por animales, o eran demasiado incivilizados, o demasiado bélicos, como para poder establecer un contacto con ellos. El Capitán no esperaba vivir para llegar a ver el día en que sus exhaustivas búsquedas diesen con el fruto de un contacto con otra civilización, la cual debía estar interesada en encontrar, al igual que ellos, vecinos en el vacío. Aquel había sido un texto codificado en lenguaje matemático, difícil de descifrar, pero que denotaba un genuino interés en contactar pacíficamente con otra civilización.

"Que dice?" preguntó el Capitán.

"Bueno, es un poco extraño... lo primero nos dice que son SETI, y explica que son formas de vida formadas de carbono, y que respiran oxígeno, y beben agua." dijo Makos, mirando su informe arrugado, y medio roto.

Estupendo. Pensó el Capitán. Nos cuentan sus debilidades. No deben ser demasiado inteligentes.

"Luego nos dicen que son un planeta pequeño, el tercero a partir de un Sol. Viven en una galaxia en espiral llamada La Vía Láctea." dijo el joven, algo afligido.

El Capitán miró al inmenso mapa que tenían del Espacio Conocido, un enorme tapíz de cientos de metros, que cubría toda la pared de la inmensa sala. El Sector I-48 era un trozo de cinco metros por cinco metros. EL Capitán no pudo más que preguntarse cual de los miles de galaxias en espiral dentro de ese sector sería la culpable. Cual de los millares de estrellas sería la madre de aquel mensaje. Y cual de los miles de millones de planetas albergaría aquella raza.

Pero ante todo, no pudo evitar preguntarse como una raza con tan poco criterio había sido capáz de desarrollar una tecnología suficiente como para enviar un mensaje al espacio exterior.

Al menos podía alegrarse de la estupidez de los SETI, ya que de haber dado con una raza hostíl, estarán lo suficientemente seguros de que no serían atacados.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Pharaoh Hound.


La Foto no es mía. Todo el mérito es de este fotógrafo.
http://ohiobatgirl.deviantart.com/art/Diesel-a-Pharaoh-Hound-5020713

En lo personal, me enamoré de esta raza por tres cosas. Su caracter, su carencia de graves taras genéticas, y su aspecto exterior.

Origenes:
El perro del faraón, o Pharaoh hound, es una de las razas más antiguas del mundo, llegando a originarse entre los años 4000-3000 AC. Pese a su nombre, se cree que su origen está en la isla de Malta, lo que ha impedido que la raza sea popular. Se trata de la cuarta raza más impopular del mundo.
Los escritos en antiguos jeroglíficos, y los dibujos en las pirámides, datando del antiguo Egipto, muestran que la raza se difundió por esta zona, y ganó mucha popularidad. Se le usaba, principalmente, como cazador de caza menor, y como fiel compañero de los grandes faraones (de ahí su nombre).
En Malta se le conoce como el Keb-Tal Fenek, que literalmente significa perro de liebre.

Personalidad:
Independiente, tranquilo, agradable, y buen perro guardián. Es un perro inteligente, lo que hace su adiestramiento complicado, ya que se deberá innovar para no insultar su inteligencia, y que el animal se fruste.
Aparte del humano, es la única raza capáz de sonrojarse.
Son grandes cazadores, y pese a ser buena compañía para otros perros, no deberán estar junto a animales pequeños, ya que el instinto de caza del perro es muy fuerte.
Son tímidos y reservados con los extraños, y gustan de estar en casa tranquilas, sin ruidos fuertes ni sobresaltos, o se volverán huidizos. Toleran a los niños, pero siempre que estos estén bien educados, y sean conscientes del caracter independiente del perro.
Su foco de atención es muy limitado, y tiende a aburrirse con facilidad.
Nunca se le debe dejar suelto, ya que el perro huirá si detecta caza. Así mismo, hay que tener en cuenta su agilidad, y se deben tener en jardines cerrados con una valla alta, o el perro la saltará.

Salud:
Dado que no se ha criado con fines comerciales, esta raza es resistente, y carente de taras genéticas. Pese a ello, el perro puede ser muy susceptible a los insecticidas, y a los medicamentos.

Ejercicio:
Es un perro inactivo en el interior, pero necesita de largos paseos y ejercicio diario si se le tiene en un piso.
El perro se encontrará muy a gusto con un pequeño jardín.
Nunca se le debe tener en climas fríos, y de hacerlo, tomar las adecuadas medidas para protegerlo del clima.
Aún en climas cálidos, al perro le gusta dormir junto a su familia, en suelo relativamente blando.

Esperanza de Vida:
11-14 años.

Cuidados:
Una de las razas más limpias, no desprende el fuerte y acre olor característico de otras razas. El perro hace un buen trabajo limpiándose a sí mismo.
Pese a ello, un baño ocasional, y la limpieza de piel y pelo muerto con un cepillo blando es suficiente cuidado.

Estandar:
Peso aproximado 20-25 kg.
Altura entre 51-65 cm.

Comprar Con los Ojos.

http://moonsongwolf.deviantart.com/art/The-Moonsong-Pack-54582690

Como habitualmente, el dibujo en cuestión le pertenece al estupendo artista de arriba.

Hoy, al salir de casa, me crucé con una situación sospechosamente familiar. Una señora paseaba con su carrito, y su perro, un pomeranian macho negro. A su vez, un hombre con dos perrillos pequeños se acercó, los dos perros estaban sueltos. Como es natural, los dos perrillos se acercaron al pom, y la señora se apresuró a coger al animal.

"No se preocupe, no muerden!" dijo el señor.

"Pero el mío sí." Respondió la señora. "Lo que tiene que hacer es llevarlos atados."

Me ha hecho mucha gracia la situación, ya que yo tambiñen tengo un pom. Son unos perrillos adorables, unas pomposas bolas de pelo, unos peluchitos de grandes y brillantes ojillos negros, con carita simpática y traviesa. Claro, todos los niños en seguida se acercan a tocar a esa deseable bolita de pelo. Pero la perra tiene otras opiniones sobre lo que a ella le resulta deseable.

Esto me lleva, antes de proseguir, a enlazar con otro pensamiento. La buena mujer llevaba un carro, con un niño chiquitín.

Bien, a los pomeranian no les gustan los niños. Son perros excelentes para familias adultas, para gente mayor. Gustan de lugares tranquilos, sin ruidos, de casas donde puedan andar a lo suyo sin preocuparse, investigar, experimentar, jugar. Son perros inteligentes y muy inventivos, siempre se les ocurre alguna travesura, pero a su vez son independientes como gatos, con una personalidad muy similar a este, y un caracter cercano al de sus hermanos los lobos.
El pom es uno de los perros más cercanos al lobo. No les gustan que los manoseen, ni que los atosiguen, ni que los cojan ni agobien. Su poca paciencia y su mal caracter los hace susceptibles de morder, y de volverse agresivos. No es una buena opción para los niños.

Esto me llevó a pensar que la gente no sabe elegir al perro. Estoy abiertmente en contra de los expositores en las tiendas de animales. La gente compra con los ojos, y no con la lógica.

Antes de adquirir cualquier animal, cualquiera, se debe hacer un profundo análisis de sus requerimientos, y de sus necesidades, del caracter, del ambiente, del tamaño, del pelo, y todos aquellos factores que puedan influir en el animal.
Para una persona que pase poco tiempo en casa no es recomendable tener un perro de pelo largo que requiera cepillados diarios, (el pom), o que mude mucho (Dálmata, dovermann) por la misma razón. Yo, a este tipo de personas, les recomendaría un gato, aunque un Chino Crestado hace el truco.
Una persona que no le guste que esten encima de ella no podrá tener un perro como el carlino, ya que estos requieren, y exigen, mucha atención.
Una persona que viva en Murcia no debería tener jamás un perro de las nieves, si no uno más adecuado al clima.
Aquellos escrupulosos no deberían tener perros de morro chato, ya que son susceptibles de babear.
Los que no tengan experiencia con perros no deberían adquirir razas como el perro lobo checo, el husky, o el malamutte, ya que son razas que requieren de dueños con caracter fuerte para su adiestramiento.
Aún así, perros como el lobo checoCzech Wolf Dog.

Y ante todo, nunca, NUNCA, jamás, se deben tener perros pequeños con niños. Por dos razones fundamentales. El perro pequeño es impaciente, y de mal caracter, generalmente. Un niño lo pondrá nervioso y solo conllevarña que el animal se vuelva asocial y huidizo.
La otra, el perro pequeño es un animal de huesos finos, y poco peso, lo que lo convierte en delicado. Un niño demasiado pequeño podría dañarlo seriamente, o matarlo, si lo aprieta demasiado al abrazarlo, lo pisa, o juega inadecuadamente con él.

Hay razas que son llamativas. Por ejemplo el Golden Retreiver. Todos tienen un golden, es tan bonito, y tan noble... pero es un perro grande, y come lo que come un perro grande. Requiere de cepillado diario, y largos paseos como cualquier animal de su tamaño.

El Dobermann, principalmente activo, son inteligentes y de caracter fuerte. Necesitan un adiestramiento adecuado, y largos paseos, ejercicio diario, o en su defecto una parcela por la que moverse.

El Huskly, precioso, parece un lobo. Es un lobo. Inteligentes, activos, no pueden estar solos por que se aburren, y su imaginación los vuelve peligrosamente destructivos. Tendrás que darle un sentido a tus órdenes, o el perro no las obedecerá.

Cocker, ahora no está tan de moda como hace años, pero era el perro de toda familia con niños. Irónicamente, el pequeño cocker tenía el caracter del dobermann, y requería un fuerte adiestrador para amansarlo y volverlo obediente. Nada peor para estar con niños.

Perros de caza varios. Activos, nerviosos, necesitan mucho ejercicio, y se siente más a gusto en grupo. Entre ellos el pointer, el beagle, basset, galgo, y el bloodhound.

Aparte del caracter y necesidades del perro, hay que centrarse igualmente en la salud del perro. Perros como el pastor alemán tienen grandes problemas de salud, taras genéticas por las cosntantes mezclas en su cría, endogamia generada por la cría selectiva, por la elección de los miembros más adecuados para generar los mejores ejemplares. El Pastor tiene, entre otros, displasia de cadera.
El Dálmata, sordera genética.
Los perros pequeños, difilcutad respirativa, por la traquea pequeña, y problemas de rodilla.
Los perros de morro chato, problemas de respiración.
El Shar-Pei, problemas de piel por sus pliegues.
Y una larga lista de ETC.

No me explayaré ahora en las explicaciones de cada raza. Haré algunos post independientes con las razas más vendidas y sus requierimientos, aparte de poner algunos de interés personal.

Espero que las personas que lean este post, a raíz de ello, se aventuren en una investigación más profunda, y cogan a su perro en función de las necesidades, y no por su belleza, o por su adorabilidad. Un perro no es un mueble, o un peluche, es un ser vivo con una personalidad, y unas necesidades, que tienen que ser equiparables a las nuestras. No podemos permitir que un perro malviva en un intento de amoldarse a nuestros hábitos vitales.
Un perro es un amigo, no un capricho. Si no están seguros, no compren.

martes, 14 de octubre de 2008

El Bicho.


Esta foto sí es mía, pero igualmente, tengo todos los derechos sobre ella.
El Bicho es, como cariñosamente la llamo, mi perrita. Es un pequeño felpudo con dientes, y muy mala leche, que en el fondo de su faceta gruñona, y su mal caracter, tiene un pequeño corazoncito. Es como esos supervillanos de las pelis, que sabes que, pese a querer conquistar el mundo, adoran a su gato, o a su pez dorado. Pues ella es igual, adora a su humano.
Ese humano no soy yo. Yo solo soy el otro supervillano al que Bicho no puede dominar. Nuestra pugna eterna acabó por que yo me resistiera a sus adorables encantos de peluche chiquitín, y se impusiera mi mala leche sobre la suya, y mis cojones sobre los suyos (que los tiene grandes como pelotas de tenis).
La vida del Bicho es de ese tipo que todo el mundo envidia. Vive para jugar con la pelota, comer, dormir, y yo creo que para urdir como dominar el mundo. Por que si no, no se explica por que, cuando los demás perros duermen, se ponen a lloriquear, y ella cuando sueña se pone a gruñir. Soy de la opinión de que, de haber nacido humana, tendríamos a una pequeña Hitler dando vueltas por aquí, lo cual sería conflictivo de encontrarse con Koenig.
Para el caso, normalmente hago tributos de aquellos que he perdido, y tiendo a olvidar de los que aún están aquí, a los que quieres con igual intensidad. Ellos también se merecen una pequeña oda en su honor. Algún día le sacaré una foto al Enano, y haré un post sobre él.
Un besazo Bicho!

Monstruo.


Por supuesto, el dibujo no es mío, ni se está usando con ánimo de lucro. Le pertenece al autor, y todos los derechos sobre el mismo.

El lupino miró a los ojos al toro. La mirada inteligente, fiera, brava del ónice animal se clavó desafiante en el rostro del licántropo. Sangraga profusamente por los numerosos cortes, pero su natural adrenalina no le permitía sentir dolor. No podía, necesitaba estar cuerdo, íntegro, para mostrar todo su valor, su única posibilidad de supervivencia. Con admirable coraje, el bovino agachó la cabeza mostrando los imponentes pitones, y resopló con fiereza, pateando el suelo con los cascos hendidos.
Ruge al Viento aguardó. Estaba cansado, con el cuerpo dolorido, y una fea herida de cogida en un brazo, pero se mantuvo estoicamente frente al toro. Respiraba agitadamente, su naturaleza humana le hacía percatarse del dolor, pero su alma de guerrero de Fenris le obligaba a ignorarlo deliberadamente. Habría sido un deshonor, una cobardía, abandonar el arena por un rasguño tan nimio, que ni era nimio ni rasguño, pese a que no lo admitiría abiertamente. Sangraba mucho, y dolía como los mil anillos del Wyrm.
El silencio en el arena era tenso, expectante. Cientos de ojos miraban con atención al lupino y al toro, a la presa convertida en bravo guerrero. El viento susurraba, galopando como una alegre brisa salvaje, levantando una tenue neblina de polvo alrededor de los dos combatientes, nublando la vista de los demás lupinos.
La Camada de Fenris celebraba aquel encuentro como una ancestral tradición. Antiguamente era un ritual de iniciación de los guerreros, en los cuales los jóvenes de la camada debían mostrar su valía en un combate abierto contra un igual, un animal tan digno y honorable como ellos, el Toro Bravo, o toro mediterraneo. Actualmente se había convertido en una festividad anual, en las cuales el más bravo macho de las cuidadas manadas que tenían los Fenris era elegido para luchar contra uno de sus mejores guerreros. Ni que decir tiene que ambos combatientes se encontraban tan en igualdad, que el veredicto de la lucha no se apreciaba hasta que uno de los dos caía mortalmente herido, o muerto.
En lo que se tarda en inhalar una bocanada de aire, los lobos cesaron de respirar, el mundo se congeló, y la brisilla juguetona galopó lejos de allí, congelando el tiempo en aquel lugar. Con un fiero bramido, el toro, llamado Castellano, se lanzó contra el lupino, haciendo un alarde de su fuerza y majestad. Bajo su piel azabache, los músculos se movían como poderosas dinamos, demostrando vitalidad y juventud pese a que la lucha se alargaba ya casi una hora, y ambos guerreros estaban agotados.
Ruge al Viento aguardó. Calculó. Respiró. Sintió sus venas palpitar bajo su piel, los músculos tensarse, los tendones listos como resortes. El cuerpo mortalmente quieto, como una peluda estatua de marmol plateado. Ante los ojos azules de Ruge al Viento, el toro se desplazó cada vez más lentamente, los fotogramas del mundo pasando ante su mirada con más precisión, el toro y él encerrados en una burbuja ajena a la difusa realidad del exterior. Esperó...
El toro bajó la testa, y sus ojos de tierra lo perforaron. Sabía que iba a morir, pero no se rendiría, en su corazón el alma guerrera tan fuerte como en el interior del lobo. Embistió.
Con un ágil salto, Ruge al Viento se lanzó contra Castellano. Hizo un quiebro a un lado, y saltó sobre el lomo del toro, agarrándose con las garras al lomo negro. De un rápido mordisco, clavó las potentes mandíbulas en la nuca, y le partió el cuello con su poderosa fuerza.
Ante todo pronóstico, el toro no se desplomó de forma patética, ni lamentable. Cayó de rodillas, con gracia y elegancia, y se tumbó a morir con clase, y dignidad. Como un guerrero vivió, y como un guerrero cayó, exhalando su último y glorioso aliento en el arena. Y como un guerrero se le aclamó, y se le honró. Los lobos aullaron en honor a Castellano, y el Theurge de la tribu celebró un ritual en agradecimiento y honor al guerrero caído, y con honores se colmó. Delicadamente, dos Ahroun llevaron al animal hacia las hogueras donde lo prepararían para cocinarlo. Los huesos y restos serían llevados de vuelta a la dehesa, donde descansaría su cuerpo, y regresaría a los pastos, para alimentar a las nuevas generaciones de bravos.
Ruge al Viento no se sintió ofendido por que su éxito fuese olvidado. Siempre se honraba primero al guerrero caído en la batalla, fuese toro o lupino, ya que este mostró hasta el final el valor, y nunca volvió la vista atrás. Ya llegaría el momento, esa noche, en la cena que se celebraría en su honor, donde sería recibido con los clamores a su victoria. Lanzó un débil aullido por el toro caído, y se retiró para lamer sus heridas y descansar su vapuleado cuerpo antes de que la noche se alzase.
"Te parecerá bonito lo que has hecho!" ladró una voz a su espalda.
Ruge al Viento se giró y vió a Depreda al Arbol, un Hijo de Gaia de una tribu vecina. El lupino estaba escuálido, delgado, y su mirada parecía arder con ascuas. Ruge al Viento no pudo evitar pensar que habría sido un buen guerrero, de no tener la mente llena de pajaritos y flores.
"No veo que mal acabo de cometer." Ruge al Viento respondió tranquilo.
"Has matado a un animal inocente, por tu sadismo, y tu crueldad. Has humillado a una creación de Gaia." dijo Depreda al Arbol.
"Es un ritual. El toro murió luchando honorablemente, como un guerrero, contra mi. No ha sido matratado, ni humillado." dijo Ruge al Viento tranquilamente.
"Acaso le has preguntado al toro si quería luchar?" iracundo, Depreda al Arbol agarró a Ruge al Viento del brazo de forma temeraria.
"No, pero los toros son valientes guerreros, y para ellos no hay mayor honor que caer en combate. Como para cualquier hijo de Fenris. Esto es un concepto que un cachorrillo de Gaia no entiende." dijo Ruge al Viento, mirándo al lobo de forma tensa, y desafiante.
"El mundo le pertenece a los animales. No a los humanos, ni a los lupinos, que nos hemos convertido en una plaga, y creemos que el mundo es nuestro. Que derecho tenemos nosotros de elegir el destino de los animales sin preguntarles?" dijo el joven lupino.
"Si tan seguro estás de que nosotros, y nuestros hermanos los humanos, hijos de la tierra por igual, no merecemos este planeta, entonces te invito amablemente a que seas el primero en iniciar el suicidio colectivo." dijo Ruge, cansado de escuchar lo que, a su parecer, eran tonterías.
"Eres un sádico, y un asesino, como todos los que apoyan esta festividad bárbara y salvaje. Defiendo los derechos de los que no pueden hablar." ladró indignado Depreda al Arbol.
"Escucha, cachorro, hay cosas más importantes en el mundo, que preocuparse por la muerte de un toro. Hay gente muriendo de hambre, abortos, guerras, hay pobreza, y analfabetismo, crispación y miseria, todo ello a manos de hombres ricos y poderosos sin escrúpulos, que roban a los pobres para ser ellos más ricos. Respeto tu opinión, pero no necesito que me des lecciones de moralidad." dijo Ruge al Viento, perdiendo la paciencia, pero no la compostura.
"Pues prefiero mil veces ver morir a los humanos, antes que a los pobres animales que no tienen nada que ver. Que han de importarme los abortos? No han nacido, no son seres!" espetó Depreda al Arbol con desprecio.
Aquello lo dejó estupefacto, anonadado. Miró al Hijo de Gaia incrédulo, como si ante él se ocultase un diablo con piel de perro raquítico.
"Vuelve a acusarme de sadismo, y sed de sangre. Lo que tu predicas es la venganza, la mayor y peor pasión humana, la que más dolor y sangre ha derramado. Vuelve a acusarme, tu que defiendes la voz de quien no habla garou, y niegas la vida y la voz a quien no ha nacido. Vuelve a acusarme de bárbaro, y sádico por enfrentarme a un guerrero con mis garras desnudas, tu que deseas ver la sangre de cachorros humanos inocentes derramarse, que lloras la muerte de un guerrero, pero no la de un civil humano a manos de soldados y misiles." Ruge al Viento, pese a su calma, miraba con fiereza al lupino.
"Desde hoy, para esta tribu, te llamaré Asesina al Humano. Todos habrán de saber tu palabra y lo que predicas, pues aquel que hace guerra contra el débil es una deshonra para toda la nación Garou. Márchate, pues tu presencia solo mancilla estas buenas tierras!"
"Que harás?" lo desafió Depreda al Arbol.
"Yo no te mataré, pero eso no implica que mis hermanos de camada no te arranquen una oreja, o las dos. Márchate antes de que los lobos de verdad descubran tu presencia, y te echen de aquí con menos modales que yo." ladró Ruge al Viento.
Depreda al Arbol no se lo pensó más. Había tentado a la suerte lo suficiente como para saber que Ruge al Viento iba en serio. Se alejó de allí, sin saber que las noticias vuelan con alas de Corax, y que ni tan siquiera los benévolos Hijos de Gaia gustaban de la presencia de quien predica la muerte de los hombres.
Ruge al Viento recibió con honores su fiesta. Se alzó victorioso, como guerrero de Fenris, y celebraron los lobos hasta bien entrada la noche, en nombre del lupino, y en nombre del valiente toro.
NOTA: Pese a ser una historia de ficción, y no entraré ahora en detalles sobre lo que pienso de los toros, quería enfatizar sobre la conversación. Por sorprendente que parezca, los comentarios de Depreda al Arbol son reales, dichos (casi textualmente, aunque con cambios decorativos, el contenido es el mismo), dichos por un usuario de youtube en un video sobre rejoneo. Me parece triste que haya personas tan hipócritas y demagogas que prediquen el derecho a la vida de los toros, y muerte a los hombres. Pero lo más triste es que alcen la voz por aquellos que no hablan, y defiendan el aborto. Demagogia barata, y sadismo puro en las palabras del 90% de los que vi en este video, al estilo del más intenso nazismo.

Volando Libre.




Por supuesto, la imagen no me pertenece. Es de este artista.



se apuntan a la moda de los quizzes, que a propósito, me parecen petones. Nunca suelo poner los resultados, pero esta vez me he animado.




You Scored as Latios
You love your family so much. You couldn't live without them.
Latios
80%
Ho-oh
75%
Eevee
70%
Mew
60%
Latias
60%
Gengar
45%
Lucario
40%
Skitty
35%
Charmander
35%
Entei
30%

domingo, 12 de octubre de 2008

El Faraón.


Aviso: La imagen, como TODAS las que pongo, le pertenecen al autor, y están sujetas a copyright. No me pertenece, ni a mi, ni a nadie que pretenda robarla con ánimo de lucro. Por supuesto, la imagen tampoco está aquí para lucrarme.
En la cuna del imperio, se muestran, en toda su gloria y crueldad, las diferentes casas cortesanas, cual un sutil Menzoberranzan. Hombres y mujeres, elegidos a dedo por otro hombre o mujer cuyo criterio, inteligencia, y poder de mando es un asunto cuestionable. Hombres y mujeres que representan lo más bajo de la sociedad, aquello en lo que odiaríamos convertirnos, aquello que, como hombres o mujeres, aborrecemos. Son seres cuya sed de poder, egoismo, egolatrismo, narcisismo, y sutil prepotencia, les acerca al más oscuro lado de la fuerza.
En un sistema político, en una democracia representativa (que ni es democracia, ni es representativa), son ellos los que enaltecen, cual dictadura, el poder, y ejercen con este sus más retorcidos deseos. Para los sufridos ciudadanos, solo nos queda ver como las arcas del estado se vacían, y el dinero que tan sudorosamente ganamos, se esfuma en pagarle los altísimos sueldos a unos tipos que viven del cuento, que no han hecho nada con su vida, que no se han sacrificado por estudiar (la mayoría de las veces). Seres que se adentran en el seno de los partidos, y luchan con intrigas a la usanz cortesana, eliminando con sutiles tretas y venenos a sus adversarios, para alzarse gloriosos con la corona del poder. Entonces solo les queda eliminar a los más altos de las casas, y erigirse conquistadores del país.
Ellos no saben lo que es trabajar, lo que sufrimos los demás para ganar el dinero que nos roban sin escrúpulos. Nos arrebatan el escaso resultado de nuestro sudor con multas, impuestos, parquímetros, y demás inventos que se les ocurra, para que al final solo unos pocos nobles dispongan del poder adquisitivo, y los súbditos trabajemos para pagar sus dementes caprichos. No contentos con ello, nos aleccionan en lo que a ellos les parece digno, o indigno.
Intuyo que ya se habrán dado cuenta de que, en concreto, me refiero al señor Gallardón. Su faraónica obra, (bajo mi opinión, necesaria), conllevó un gasto a la comunidad enorme. Sin embargo, la gente le apludió. 3 años de obras, y se acabó. Con que sutilez su vil majestad nos engaño, con que viperina lengua se nos convenció de su magnanimidad. Era su obra, y el pueblo, contento con su gesta, le aclamó en las urnas con un rotundo y apoteósico triunfo.
Pero el faraón no estaba contento. En su mente enloquecida quiso mostrarse aún más glorioso, quiso que su ser fuese recordado por los siglos venideros, como el gran faraón que reformó Matrit, la bella y extensamente poblada capital del imperio. Quiso construir los más bellos puentes que cruzasen sus gloriosos túneles de marcha lenta. Pero para ello, no llamó a los sufridos arquitectos y trabajadores del imperio, quiso mostrarse mecenas de los más prestigiosos artistas. No le preocupaba el dinero, su pueblo, docil y fiel, pagaría con gusto sus deudas sin quejarse, pese a que todas las casas de Matrit refunfuñan en silencio, y todas las gentes del imperio se desaniman sintiendose desamparados.
El gasto se multiplicaba, y empezaban a faltar los recurso. Los súbditos del faraón de Matrit, y del Führer de España, veían como se desvanecían sus impuestos, y como escaseaban los servicios de los que tanto alardeaba la multinación. Desamparados, demasiado débiles como para enfrentarse al poder de los políticos, y la amenazadora influencia del clan de los banqueros, y de las casas de empresarios, el pueblo languidecía, escurriendose como sombras diarias, recorriendo sus caminos hacia un destino incierto. Estaban demasiado desunidos, demasiado enfrentados, entre los diferentes pueblos de la multinación existían demasiados rencores como para apartarlos a un lado y aliarse por luchar contra la lacra que les dominaba sin piedad.
No contento con su gesta, el Faraón buscaba formas de conseguir aún más dinero, para efectuar aún mas magníficas obras que remodelasen esta hermosa ciudad. Que gran gloria era ser Faraón de Matrit, conseguir, como un artista con su cincel, dar forma a la piedra que componía la ciudad, y convertirla en la más bella y gloriosas de toda la multinación. Pero para ello, necesitaba conseguir aún más fondos. No importaba si la bella Matrit ya estaba endeudada para los próximos 40 años, ni si comenzaban los recortes en servicios tan esenciales como dependencia, y educación. Cualquiera que viviera en Matrit estaría tan orgulloso, que no necesitaría nada más.
Pero los pobres súbditos del faraón solo veían en su obra muros grises y sin vida. Trucos y tretas sutiles, como los rádares y límites de la M-30, para sangrarles hasta el último céntimo que les quedase en sus asfixiadas carteras.
Desde su despacho, el Faraón veía como los comerciantes utilizaban hombres disfradados de carteles, cuponeadores repartiendo publicidad, y demás estratagemas, para dar a conocer su tímido nombre, en un mundo conquistado por las grandes multinacionales. No usaban los paneles reglamentarios destinados a tal fin, y, por ello, no pagaban el dinero que le había de corresponder al Faraón por dar a conocer su pequeño negocio.
Entonces congregó a la población, y les hizo saber de su decisión. Todo cuponeador, hombre anuncio, y coche anunció, estaría prohibido de ahora en adelante. Era indigno para una persona convertirse en un método de publicidad. De ahora en adelante, solo podrían utilizarse los paneles reglamentarios para publicitar un negocio.
Los ciudadanos alzaron sus voces, ellos sí se sentían indignados y discriminados, al ver como su Faraón les intentaba inculcar una idea en sus mentes, les educaba en lo que a él le parecía correcto y lo que no, sin tener en cuenta las consecuencias. Todas aquellas familias de sufridos trabajadores, que vendían sus cuerpos para colgar un cartel. Todas aquellas personas que sacrificaban el coche que con tanto sudor habían comprado, para convertirlo en una horrorosa feria de letras y dibujos multicolor. Todos aquellos muchachos, caminando bajo el sol, y la lluvia, repartiendo panfletos, y viendo como los viandantes los tiraban ante sus narices, por ganar unas monedas que llevar a casa. Todos ellos se quedarían sin trabajo, obligados a repintar sus coches, obligados a ir a la cola de paro, y con el corazón acongojado ante el futuro incierto que les esperaba.
COmo pagarían sus hipotecas?
Como pagarían sus coches?
Como alimentarían a sus familias?
Parecía que el pueblo, sintiendose insultado y avasallado por su gloriosa personalidad, rugirían con la voz del dragón, y se alzarían contra el Faraón. Pero no ocurrió. Como un globo, el pueblo se hinchó y se enalteció, pero por una fisura escondida, el aire escapó, y el globo languidecío, deformado y debilitado. Eran demasiado cobardes, tenían demasiado miedo, o, sencillamente, no sabían que hacer para luchar contra las castas que los dominaban sin escrúpulos. Las gentes se dispersaron bajo un cielo encapotado, y solo quedó el murmullo en cada casa, el refunfuñar por lo bajo, el quejarse con discrección, como temiendo perder lo poco que les quedaba por alzar sus voces contra el Faraón, o contra el Führer.
Satisfecho, el Faraón Gallardón se sentó en su despacho, y comenzó a urdir sus siguientes planes de conquista. No era menos sabido que aspirara al poder del Führer, pero que horribles consecuenciás podría traer si llegase a alzarse con tal título. Eso era un misterio.

martes, 7 de octubre de 2008

Maltrato Animal?


Como recordatorio habitual, la foto tiene COPYRIGHT. No es mía, pero no consigo recordar de quien es. Para el caso, no se puede utilizar con ánimo de lucro sin la autorización del dueño. (que es alguien de Deviantart).

Puede que últimamente, para aquellos que me conocen, y que han pasado por el otro blog, se den cuenta de que he dejado un poco de lado la política. La verdad, me apetecía escribir sobre la crisis económica actual, el caso del profesor (es una asignatura que llevo postponiendo mucho tiempo, a ver si encuentro un rato), y alguna otra cosilla. Pero es que, en mi adicción por Youtube, me encuentro a veces con situaciones un tanto hilarantes, por no llamarlas ridículas, que sería su nombre correcto.


En diversos videos que encontré linkeando, y que, por curiosidad, me quedé a leer los mensajes, vi ciertas circunstancias que solo se me ocurriría calificar de aberración del sentido común. Videos tan simples como los de unos dueños bañando, tranquilamente, a su gato. Como es obvio pensar, el gato maulla, y se queja, por dos razones, está inquieto, y no le gusta el agua. Mi pensamiento, al ver tales imágenes, fueron de una complejidad, y de un intelecto exacerbado, profundizando en los difíciles e intrínsecos hilos de la realidad moral corrupta que se ocultaba tras aquel apacible video. Es decir, al ver aquello pensé, "Anda, un gato bañándose!".


Pero, ante mi atónita mirada, a los de PETA, y todo los comehierbas de similares tendencias, les faltó tiempo para lanzarse al cuello del desamparado dueño del gato, y señalar con un dedo acusador hacia él, llenando sus viperinas lenguas con amenazas de denuncias, y calificándo al pobre hombre de ser un maltratador, y de estar abusando de su gato.


He de dmitir que sacudí la cabeza, y parpadeé, incapaz de creerme lo que mis ojos leían con tanta atención. Podía comprender que se acusase de maltrato a ciertos deportes ecuestres, a los toros, al abandono deliberado de mascotas. Pero elevar en niveles la estupidez para acusar a un hombre de maltratar a su gato, por bañarle! Aquello me pareció el cúlmen del aburrimiento, y de la estupidez humana.


Los argumentos que daban eran de los más variopintos, y de lo más vacíos de contenido (lo dice una antigua dueña de gato). Entre ellos que el gato se queja, por ende, no está agusto, y eso ya es maltrato.

Bien, es obvio que el gato no se encuentra agusto. Ahora bien, mi perra se quejaba cuando la llevábamos al veterinario, se ponía a llorar, y a temblar de miedo, pero no porque la perra tenga miedo de algo que no comprende, nos vamos a eximir de algo que le beneficia. Y, por supuesto, NO es maltrato llevar a tu perro al veterinario.

Y si a mi perra le diese miedo el agua, no por ello voy a dejar de bañarla, por la sencilla razón de que le viene bien, y de que tener un perro apestoso en casa no mola.


Que los gatos no necesitan baño porque se lavan ellos con la lengua. Estupendo, entonces prefieres que tu gato se trague toda la mierda que acumula en el pelo, en vez de que se cabree durante 10 minutos, porque, parece ser, que un gato enfadado está siendo abusado. Entonces prefieres que, en algún momento, sufra una infección de algo en el estómago, por una estúpida idea que no tiene ni pies ni cabeza.

Además, la gente realmente cree que un gato se limpia correctamente con la lengua, que la lengua, por muy áspera que sea, sustituye al agua y al jabón. Todos los veterinarios recomiendan bañr al gato una vez cada 3 o 4 meses, al menos, y más informados estarán ellos que todos los bufones que alardean de proteger a los animales.


Otro video fue el de un perro que, en su intento de coger una pelota de la piscina, se resbala y cae al agua. Inmediatamente aparece la dueña y corre a socorrer al perro, pero no por ello, los fascinados dueños, se privan de echarse unas risas con la patosidad del animalito.

Pues ya están los defensores del perro quejándose de que reirse es cruel, y que los dueños deberían haberle cogido la pelota al perro.

Así que chicos, ya sabeis, cuando alguien se tropieze y se caiga a una piscina (despues de comprobar que no hay daños), nada de reirse, que es cruel.

Seguro que estos nunca se han reido de las "desgraciadas circunstancias" de otros.


Para terminar, los que hacen de rabiar a su animal. Es cierto que el animal se cabrea, por un lado ahí está lo gracioso, ver perritos en miniatura con el valor de un lobo, y la mala leche de un tigre. Pero ya tenían que venir los de siempre. No me explayaré en más explicaciones, porque creo que el concepto está claro, pero, como dijo Jesus, "Que el que esté libre de pecado tire la primera piedra".

Reto a que todos estos individuos me digan, realmente, que nunca, nunca, han hecho de rabiar a una mascota, o se han reido de alguna por circunstancias diversas.


Señores, más preocuparse de verdaderos abusos de animales, como los toros (cuya opinión mencionaré en otro post), las cazas de focas, ballenas, y delfines, el expolio salvaje de los recursos naturales, etc. Y menos molestar a los pobres dueños con chorradas, que vemos oro donde hay pirita.

Además, con los males que sufren muchos seres humanos en todo el mundo, especialmente las mafias sexuales en el tercer mundo, el hambre, las guerras, y enfermedades derivadas de la carencia de medicamentos, ya tienen ustedes COJONES de andarse preocupando por un tipo que baña a su gato gordo, bien comido, sano, y lustroso. Me vais a perdonar, pero hay que ser demagogo e hipócrita.

jueves, 2 de octubre de 2008

El Efecto Mariposa.

Acaso somos conscientes de hasta donde puede llegar el efecto de nuestras acciones?

El ser humano alardea, se jacta enormemente de su racionalidad, y, sin embargo, nuestra carencia de empatía externa, esa plaga horrible que nos afecta cada vez más, nos impide percibir con claridad los posibles efectos secundarios de nuestros actos. Es más, parece que ni tan siquiera nos importa, o no queremos darnos cuenta del bien, o del daño, que podemos ocasionar con nuestras irreflexivas decisiones.

Me quiero centrar sobre el abandono de animales. Creo que todo lo que pueda decir, queda en el aire, comparado con las imágenes. Bien se dice que más vale una imagen que mil palabras, así pues, acaso queremos ser los causantes de esto?

http://es.youtube.com/watch?v=I4zjmYEyGOU

O de esto otro?

http://es.youtube.com/watch?v=F7jfiQDymXk

O puede que de esto?

http://es.youtube.com/watch?v=TwssxBIyVXM

Quizá sean los efectos más lógicos, pensar en el daño que puede recibir el animal. Pensar que puede acabar herido, mutilado, muerto en la carretera, desnutrido, y quien sabe cuantas cosas más. Muy rara vez los perros acaban encontrando una familia, y más de 300,000 perros son abandonados y muertos en nuestro país.

Pero ahí no acaba el drama. Los efectos que un animal solo, descontrolado, perdido, y acostumbrado a la mano del hombre, pueden causar por su errático vagar son impredecibles. Muchas veces se mantienen cerca de lo que conocen, del hombre, de su creación. Puede que sigan el rastro de su amo, a quien aún aman, ellos no entienden el desamor, ni el abandono. Puede que se sientan más cómodos y seguros cerca del hombre. Lo cierto es que, lo que sea que les pasa por la mente a estos animales, los lleva irremediablemente cerca de las carreteras, y ahí, el drama se multiplica.

Acaso queremos ser causantes también de esto?

http://es.youtube.com/watch?v=9K3laXJqy8w&feature=related

O de esto?

http://es.youtube.com/watch?v=ILMkpRNCBDI

Un perro suelto, cerca de una carretera, no solo puede causar su propia muerte, si no un accidente de tráfico con fatales consecuencias. El perro no se lo merece, y las personas que mueran por la estupidez del dueño, menos aún.

Piensalo antes de comprar un perro, es lo mejor que se puede hacer para evitar estas situaciones.