viernes, 25 de diciembre de 2009

Y Yo Qué He Hecho?


Ayer tenía una interesante conversación con mi familia, sobre los vecinos de mi tía, y casos similares al de ellos. Basicamente, es una historia muy conocida, la historia de siempre. Contaré tres casos concretos, que conozco personalmente, y que creo son adecuados por su complejidad, y sus distintos resultados.

1. Familia tiene un bonito perro, un labrador de un año. La mujer descubre que está embarazada, y automáticamente, el perro se va al jardín, donde vivirá el resto de su vida.

2. La pareja tiene un cachorro de Doberman. La mujer se queda embarazada, y le lleva al perro a la familia para que se lo quede.

3. La familia compra un golden retriever teniendo un niño de un mes, y una niña de 5 años. El perro molesta por que se hace pis en casa (cosa rara en cachorros de 2 meses), y a la semana de tenerlo le da una patada, y lo mete en un garaje, atado con una correa de un metro. 4, o 5 años después deciden que lo de la correa está feo, y dejan al perro suelto en la parte delantera del jardín, un recuadro de 3x2 metros.

Caso 1.
Vamos a ver, y esto es aplicable al caso 2. Un perro es un compromiso para unos 10 o 15 años, y ninguna persona es tan tonta como para no saber eso. Si una persona tiene planes de tener un hijo dentro de ese intervalo de tiempo, y no quiere que el perro esté cerca del niño, para qué cojones lo compras?

Por otra parte, me parece muy bien que la gente no quiera tener niños con perros, aunque las excusas que me han dado son estúpidas, pero perfectamente respetables. Si no lo quieres tener, para tenerlo malviviendo en un jardín, mejor lo hubiesen regalado, o mejor aún, no lo hubiesen comprado.

Ahora mismo, el animal es un pobre perro de caracter inestable, con un problema de ansiedad por separación, el cual se siente apartado de la manada (el peor castigo para un perro), sin saber por qué. Tengamos en cuenta que ha sido un perro que ha vivido un año dentro de una casa, y de repente le han dado una patada, y al jardín.

Por otra parte, tengamos en cuenta que ese bebé, ahora es un pequeño que no sale de su cuna. Pero ese niño empezará a andar, a moverse por la casa, y en algún momento saldrá al jardín, donde hay un perro con ansiedad por separación, y déficit de atención, muy grande y fuerte, que no conoce a ese niño. El resultado es Crónica de una Muerte Anunciada. El perro puede que intente morder al niño, por que no le conoce, o que intentando jugar le haga daño. En cualquiera de los dos casos, ese perro será tachado como un ser demoniaco por la sociedad, y sacrificado sin remilgos.

Espero equivocarme, claro, por el bien del perro, no por el bien de los estúpidos padres, que prefieren criar a cada uno por su cuenta, y luego pretender que el perro tenga la capacidad de pensar de un hombre adulto de 30 años.

Bueno, también cabría esperar en vano que el mocoso mimado tenga vetado el patio donde vive el perro. Pero eso es esperar demasiado de la escasa capacidad intelectual de la gente, ya que dejarán que el niño acceda, sin supervisión, a un territorio (si, TERRITORIO) controlado por un enorme labrador macho, entero (sin castrar) de 30 kilos, el cual NO conoce al niño, y NO está acostumbrado a estar con críos, por lo que los intentos de jugar del niño, que consisten muchas veces en inflingir daño involuntario al perro (tirones de pelo, etc), podrían acabar con un ataque. Habría sido mucho más fácil criar a ese perro, ya adulto y educado, con el bebé, enseñarle mediante estímulos que el nuevo niño es algo bueno, y educarlo a ser suave, y tolerante con el bebé cuando el niño esté en los alrededores.

Lo que han hecho estas personas es crear un problemón enorme en potencia, por una enorme estupidez.

Las escusas que me han dado para no tener perros con niños (en contra de lo que he visto en gente que ha crecido con perros), es que los pelos de los perros están por el suelo, y el niño gatea por el suelo.
Vale, muy bien, me parece estupendo, a mami le da asco que Bebito Querido toque los pelos del perro limpio, sano, y vacunado, pero luego no le da asco que juegue en la tierra de la calle, playa, en las colchonetas hinchables que han tocado y pisado cientos de niños desconocidos en las ferias, etc.
Cuando contra-argumenté con esto, la única respuesta que recibí fue; "No es lo mismo."
No es lo mismo que qué? Me estás diciendo que es más antihigiénico el perro que tienes en casa, que los pinrreles de un crío que no sabes si tiene hongos? O la tierra donde han podido mear los gatos? NO ME JODAS!

2. Bueno, mismo caso que el anterior.
Aquí me dijeron que igual la mujer no quería tener niños. Claro, y por que no quería niños, no utilizas protección, por que no quieres niños. Si, entiendo que a veces los métodos anticonceptivos fallan. Si no quieres niños, siempre se puede abortar (aunque soy contraria a ello). Ahora bien, qué casualidad, que de miles de millones de condones/píldoras, le fue a tocar la china a ella.

Al menos esta mujer decidió dejarlo con la familia, ahora, no tenemos ni idea de como está el pobre perro. Igual la familia lo tiene en un jardín, o en una parcela por ahí, para que se la cuide. Un perfecto destino para un cachorro que ha crecido en una casa.

3. Este caso es especialmente espeluzanente, por que, mientras que yo, que conocía a los impresentables personalmente, me dispuse a buscar un buen amo para el perro, los padres de los mocosos se negaron, alegando que era el perro de su niña, y pobrecita, no le iban a quitar al perro!
Dos cositas aquí. La niña no le hace ni puñetero caso al perro.
La otra, nunca, jamás, se debe sacrificar el bienestar de un SER VIVO por un capricho infantiloide, y egoista. Es, claramente, una crueldad. Pero esta familia de hipócritas consideran a los animales como meros juguetitos para entretener a sus niñitos. Estupenda lección le enseñas a tus hijos.

Dicho esto, entraré en más profundidad en la materia en cuestión. Los niños que crecen con perros se ha demostrado son mejores personas, más empáticas, con más autoestima, y un sentido de la responsabilidad más marcado. Depende mucho de la consideración de la familia, claro, el caso 3 no cuenta, ya que se está enseñando al niño que los perros son meros objetos con los que jugar, que no tienen derechos, ni sentimientos.

Pero un gran poder, conlleva una gran responsabilidad. No se puede pretender educar al perro en todo, y dejar que el niño, como es un niño, haga lo que le salga de las narices. La tenencia de perros con niños exige una educación a AMBOS.

Por una parte, hay que enseñar al perro a respetar los juguetes del niños, a no jugar con demasiado ímpetu, a no usar los dientes en el juego, y a no correr, ni subirse encima de las personas, especialmente, un niño que es más frágil.

Por otra, al niño hay que enseñarse a jugar con el perro de forma tranquila, a no inflingirle daño, ni molestarlo. Cuando son pequeños, hay que evitar que les tiren del pelo, la cola, se les suban encima, abracen (un perro puede considerarlo una agresión), etc.
El niño debe, siempre, acariciar al perro en el pecho, o cuello. NUNCA en la cabeza, especialmente si el perro no conoce al niño, ya que pueden tomar eso como una señal de dominación, y si bien es poco habitual que un perro responda a una caricia en la cabeza, podría pasar.
También hay que enseñar al niño a no corretear, ni gritar mucho cuando el perro esté delante, ya que son estimulantes para el perro, que pueden despertar su instinto de caza. Si bien, el perro NO va a atacar al niño, podría correr detrás de él, y derribarlo, haciéndole daño.
Evitar, en todo momento, razas frágiles, como los pomerania, o yorkshire terrier. Procurar no tener razar territoriales, como chow chow, o pastor alemán, y tener especial precaución con perros pastores (ya que pastorearán a los niños), y razas energéticas (dálmatas, labradores), ya que un entusiasmo exagerado en el juego hará daño al niño.
Al niño se le debe enseñar que los juguetes del perro son DEL PERRO. Cuando esté con ellos, no quitárselos, ya que el perro no considerará al niño como un alfa (como haría con los amos), si no como un igual.
El niño también debe respetar que el perro no es un juguete. A veces necesita descansar, y estar a lo suyo, y el perro no debe ser molestado.

En realidad, muchos de los que leais esto, os escandalizareis, por que, en vuestras mentes se ha introducido ya la estupidez social de que los niños son pequeñas joyitas, dueños de todo tipo de derechos, y es el perro el que debe aguantar todo tipo de desplantes, ya que, obviamente, el perro es un ser sapiente, y lógico cuando nos conviene (cuando no conviene, solo es un perro).
Lo cierto es que son pautas perfectamente lógicas. El perro es solo eso, un perro, y si bien tiene unos derechos, no podemos pretender que piensen como las personas. El perro no es la niñera del crío, ni su peluche, ni su juguete móvil super sofisticado. Es un ser vivo, que piensa (de una forma muy específica y limitada), que siente, y que tiene días buenos y malos, como las personas, pero cuya forma de demostrarlo es marcando, o gruñendo si se le tocan las narices.

Yo me pongo en lugar del perro, y fráncamente, yo, ser humano sapiente, si tuvese todo el puñetero día a un mocoso gritando (los ruidos fuertes hacen daño a los perros, o los pueden asustar), tirándome del pelo, apretándome en agobiantes abrazos constantes, a veces con demasiada fuerza, dándome tirones en la orejas y cola, pies, manos, etc, levantándome los belfos, agarrándose a mi piel, y acariciándome con demasiada fuerza. Pues al final del día, el niño se ha comido un guantazo.

Un detalle que los padres deben tener en cuenta. NUNCA, NUNCA, NUNCA castigar al perro delante del niño. Regañarle con un firme NO, y premiar la conducta adecuada, si. Pero castigar al perro le dará la idea de que estar con niños = provoca algo malo, por lo que puede desarrollar una conducta intolerante y defensiva alrededor de los niños.

Parece complejo, pero es mucho más fácil de lo que suena en papel. Si se hacen estas sencillas pautas, tanto al perro, como al niño, la convivencia será muy favorecedora para ambos.

Pero me he desviado del tema en cuestión. De lo que yo quería hablar, realmente, es de lo rápidamente que nos estorban los perros. Mi familia decía que yo no sabría lo que era tener un perro con un niño hasta que tenga un hijo.
Yo lo que tengo claro es que no tiraré a la calle, ni abandonaré a un amigo que confía en mi, por que me apetece tener un mocoso. El 99% de las veces, las familias con perros que luego tienen críos, viven de forma normal, sin más problemas que los típicos. Yo misma he podido ver a una niña de 2-3 años, rodeada de enormes boxer de más de 40 kilos, sin ningún problema.

Hacer lo contrario es irresponsable, y denota una inmadurez absoluta. Cuando compramos un perro, o lo adoptamos, o lo que sea, sabemos que es un compromiso para muchos años. Sabemos las dificultades de irnos de vacaciones, de salir por ahí, ya no puedes quedarte un fin de semana en casa de un amigo, por que tienes que estar pendiente del perro. El perro sale todos los días, llueva, o nieve, varias veces al día. El perro a veces se pone malo, y hay que llevarlo al veterinario. Hay que educarlo, a veces puede ladrar, y molestar a los vecinos, y hay que tener en cuenta sus necesidades en todo momento.
Somos tontos, si no sabemos estos problemas antes de adquirir una mascota.

Sin embargo, aún sabiéndolo, mucha gente compra perros para luego tirarlos en una cuneta por que no se pueden ir de vacaciones, abandonarlos cuando se ponen enfermos, echarlos al jardín, o a la casa del campo por que vamos a tener un niño, etc. Es un animal, y solo nos tiene a nosotros, daría su vida por nosotros, son los primeros en saludar cuando llegas a casa. Siempre se muestran agradecidos por una caricia, un trozo de ese jamón que te estás comiendo, y una pelota nueva que le has decidido regalar (no cuestiona que no le guste el color de la pelota, o que no tenga pito. Si no le gusta, no se enfada contigo, ni te exige una pelota nueva). Si no tienes qué comer, él se quedará contigo. Él no te abandonará, mirad a las personas mayores, muchos con su perrito como único amigo.

Sin embargo, traicionamos ese amor y devoción incondicional, por un capricho estúpido, como es irse de vacaciones a un sitio chachi guays, donde, puta casualidad, no se permiten perros.
En vez de convertir al perro en un amigo de tu hijo, decidimos que es una molestia tenerlos juntos, y preferimos separarlos, agravando el problema.
El perrito necesita un tratamiento de por vida, y como no me quiero quitar de comer natillas Danone, en vez de carrefur, en vez de pagar el tratamiento (muchas veces, no son más de 30 o 40 euros mensuales, a lo sumo), lo tiro a la calle.

Pero si lo hacemos con nuestros mayores, cómo no vamos a hacerlo con los perros?

Lo peor, él no sabe lo que ha hecho para que le castigues, le abandones, le apartes de tu lado. Él no comprende que te moleste que esté con el cachorro nuevo (el niño humano), que te quieras ir de vacaciones, o que esté enfermo.
En definitiva, él no tiene la culpa de que tú seas un egoista, y un imbecil.

La Gente es Idiota.


En realidad no tenía intención de escribir un post sobre esta película, pero la cuestión es que la estaban echando hoy en la tele, y me gustó más de lo que esperaba (razón por la que he tardado varios años en verla, por que me pareció demasiado infantil, incluso para mí).

Una vez vista la película, y sintiéndome muy satisfecha (cosa rara, últimamente, por que menudas basuras de películas), decidí, por curiosidad, echarle un ojo a los comentarios de Amazon. Como siempre, prefiero leer los comentarios negativos, ya que los positivos, mayormente, dan un punto de vista subjetivo, y se suelen reducir a "Como mola! Es genial!", etc.

Pero como a veces pasa, los comentarios negativos, esta vez, me parecieron totalmente alejados de la realidad, subjetivados, y bastante ridículos.

http://www.amazon.com/Happy-Feet-Full-Screen-Elijah/product-reviews/B000MV9026/ref=cm_cr_pr_link_2?ie=UTF8&showViewpoints=0&filterBy=addOneStar&pageNumber=2

Entre las críticas que se citan;

- A mi hijo no le ha gustado. No es una película de niños.

Vamos a ver. Qué puñetera manía de que todas las películas de dibujos tienen que ser, automáticamente, para niños. Trataré de no desviarme demasiado, pero es esa misma percepción estúpida la que ha censurado cientos de series para NO niños, provenientes de Japón, en nuestros países. Por ejemplo, One Piece, y Kimagure Orange Road (lo de esto último era ridículo), que han sufrido bastante censura, hasta el pundo de eliminar episodios enteros, o reducirlos a míseros 10 minutos.
Esto me lleva a varios ejemplos de películas, o series de dibujos, no para niños. Akira, por ser un notable ejemplo, Wolfs Rain, Padre de Familia y su homólogo American Dad, La Princesa Mononoke, South Park, Evangelion, Blood el Último Vampiro, Animatrix, y una larguísima lista de etc.
Si seguimos esa linea de razonamiento, incluso Beowulf, con alto contenido sexual, sería una película para niños, ya que como está generada por ordenador, cuenta como dibujos. Sin desestimar el último estreno informático, la fantástica Avatar, que tampoco sería una película para niños.

Es cierto que la premisa de esta película nos da una idea equivocada de la misma, pero del mismo modo que yo estoy aquí, ahora, escribiendo una crítica hacia los críticos, estos mismos tenían también, de uno u otro modo, acceso, o bien a internet, o bien a otros medios, para hacerse una idea aproximada de lo que era la película. Conozco algunos padres que llevaron a sus hijos a ver South Park, y salieron escaldados por no informarse antes de lo que era la película en sí.

A mi, en lo personal, no me pareció una película fuerte para niños. Tenía algunos mensajes sexuales, como bromas, pero que los niños no los pillan. Vamos a ver, Shrek también tiene dichos chistes sexuales, y a la mayoría de la gente le pareció una película fantástica!

Dicho esto, a mi me parece una película muy apropiada para los niños.

- Es muy violenta para los niños, hay escenas que les asustan! Por ejemplo, cuando sale el leopardo marino, y las orcas!

Pues sí que nos han salido delicados los mocosos!
Es cierto que hay algunas escenas, un poco más terroríficas. Pero qué quereis? Es la puñetera Antártida! No todo son escenas de paz, y prosperidad, entre los pingüinos. El mar tiene muchos peligros, especialmente si eres un pingüino, y estás en el menú de estos poderosos depredadores. O acaso esperabais que las orcas, y los pingúinos se hiciesen coleguitas?
Por lo menos esta película es realista en ese sentido. Una presa, y un depredaros, en plena naturaleza, muy rara vez (salvo casos muy extraños que se han dado), serán algo parecido a amigos.

Pero por esa regla de tres, y puesto que nuestros niños son tan impresionables, recomiendo que sigan viendo Barrio Sésamo, y los Teletubbies hasta los 18 años, y será mejor que retiren de la lista de ver, las siguientes películas;
1) Bambi. Matan a la mamá de bambi. El bosque se quema (por culpa de los humanos, añado). Y hay unos perrazos enormes, negros, y muy feos, que se dedican a perseguir al pobre ciervo. Es una escena terrorífica para cualquier niño, imagínate, pobrecito, si tienes un labrador negro en casa!

2) La Sirenita; Hay una bruja pulpo, muy mala, que se come y mata a las criaturas que, según se ve claramente en la película, son Sirenas transformadas por su magia. Además, un cocinero malísimo intenta matar al pobre Sebatián, para hacer una sopa de pescado. También podemos ver como, indiscriminadamente, mutila a esos pobres peces cortándoles la cabeza.
Realmente terrorífica!

3) Pinocho; Los niños salen fumando, bebiendo, y finalmente se transforman en burros. Además, hay una ballena muy mala que se come a Geppetto, y a Pinocho.

4) La Bella y la Bestia; Bella se encuentra con una bestia monstruosa, que es un príncipe encantado. Hay una lucha encarnizada, donde los muebles reparten una interesante somanta de ostias entre los pobres pueblerinos que querían quemar el castillo. Además, el heroe local apuñala a la Bestia, antes de caer por una terraza (o algo así).

5) La Bella Durmiente; La bruja mala hace pasar a Aurora las de Caín, y luego se transforma en un terrorífico dragón negro, que muere atravesado por una espada, de forma muy violenta y salvaje.

6) El Rey León; Varios puntos. Scar muestra, y alimenta a las hyenas, con un muslo de cebra mutilado. Luego los cachorros se ven acosados por esas mismas hyenas. El padre de Simba muere, asesinado por su hermano, en un claro regicidio, y luego este toma control de la manada, y esquilma todos los recursos. Finalmente hay una terrible batalla entre leones y hyenas, que a los niños les daría mucho miedo, especialmente cuando las hyenas matan a Scar entre aterradoras risas.

7) Mulán; Aparte de enfocarse todo en una guerra contra los Hunos, y en que si a Mulán la descubren, la condenarán a muerte, hay que decir que los Hunos son unos tíos mu feos, que dan mucho miedo. Mejor que los niños no la vean, pese a tener un mensaje muy positivo.

8) Blancanieves; Recordemos que a Blancanieves, la Madrastra le pide al leñador que la mate y le arranque el corazón. Cuando esto no funciona, ella misma se disfraza de vieja, y le entrega una manzana envenenada. Terrorífico, un niño no debería ver eso!

Y, en resumen, todo lo que huela a Disney, ya que siempre hay un malo, malísimo, terrorífico, y persecuciones aterradoras perpetradas por criaturas, como las cigarras en Bichos, el vecino malo, y el pit bull en Toys, la sobrina del dentista en Buscando a Nemo, la bruja Morgana en El Rey Arturo, y los Cyborg en El Planeta del Tesoro.
Por supuesto, los documentales deberían ser clasificados como para Mayores de 187 Años, no vaya a ser que las migraciones del Masai Mara no dejen dormir a los pobres chiquitines impresionables.

Es posible que mi generación fuese menos impresionable, pero al menos, nuestras películas contenían mensajes, y si bien no eran una masacre gore, no se andaban con remilgos si tenían que mostrar escenas de acción.
Yo pregunto, cómo pretenden que tengamos algo de acción en la película? Derribando icebergs siempre que queramos ver al pingüino correr de algún peligro? Entonces se quejarán de que repiten escenas!
Seamos serios, señores, a vuestros hijos no los podeis escudar toda la vida tras una burbuja que muestre un mundo felíz. Cuando salgan de su burbuja estupenda, no se van a encontrar a una orca intentando merendarse un pingüino, que si bien es cruel, es un proceso natural. Se van a encontrar con hambrunas devastadoras en África, con guerras en Oriente Medio que están destruyendo familias enteras, y matando inocentes, con desastres naturales que acaban al año con la vida de miles, con dictadores que encarcelan a presos por opinar distinto, o los fusilan y obligan a las familias a pagar la bala, con asesinatos, secuestros, violaciones, y otras cosas sin sentido. Y esta vez, señores, no serán pingüinos, ni cebras, ni orcas, ni pececitos. Serán humanos. Y será real.

- Las orcas y el león marino se muestran como los malos de la película. Esto, en cuestión, lo dijo una vegana de PETA.

Vamos a ver, pequeños ecoterroristas, subjetivos e idiotas. Los primero, no es un león marino especialmente feo (como decía la sujeto en cuestión), es una foca leopardo, un feroz y peligroso depredador del Antártico. Comprendo que no todo el mundo es un friki de los animales, y tiene por qué saberlo, pero tiene delito que, quién se considera defensor de los animales, no conozca a uno de sus depredadores más comunes. Lo peor de todo ya no es eso, si no que además las mencionan varias veces en la película. No te hizo pensar que, igual, ese león marino tan feo podría ser la temida foca leopardo de la que hablan?

Lo segundo. No se les muestra como malos, se les muestra desde lo ojos de un pingüino!

Como en Bambi, los perros no es que sean malos, es que para el ciervo lo son!

Si tú eres un pingüino, y te encuentras con una foca leopardo, o con una orca, no vas a pensar que son unos magníficos animales, cuyo único delito es ser grandes depredadores de los océanos. Vas a pensar que ese bicho tan grande te quiere comer!

Por otra parte, en toda la película no se muestra a estos animales como "malos", en sí, ni se muestra nada que no hagan en la naturaleza. Las focas leopardo son especialmente feroces, y las orcas son conocidas por jugar con bastante crueldad con sus presas, antes de devorarlas. Así que, si bien yo soy la primera que protesta cuando los lobos son los malos de las pelis (las Crónicas de Narnia, Caperucita Roja, Los Tres Cerditos, etc). Pero en este caso, se muestran a estos animales como lo que son, depredadores, desde el punto de vista de una presa.

Si el Rey León, en vez de ser desde el punto de vista del león vegano que come gusanos, fuese desde el punto de vista de las cebras, la historia habría cambiado mucho, y eso no convertiría, automaticamente, al león en malo.

- Hay un claro mensaje contra la iglesia.

Bien, es cierto que en la película hay una especie de clero estrictamente jerárquico, que culpa al que es diferente (Mumble), de haber traído la hambruna por sus bailes herejes. Si bien no creo que esto sea una crítica contra la iglesia Cristiana, si que lo veo como una crítica contra todo tipo de ideología religiosa, que pretenda mantener lo establecido, censurando, y aislando las voces discrepantes.

Si se han dado por aludidos, por algo será.
Pero díganme, acaso no es cierto que muchas ideas religiosas (salvo contadas excepciones), a lo largo de la historia, han actuado así?

Por otra parte, qué tiene de malo una crítica? Es solo eso, una crítica, una perspectiva diferente de ver el mundo que nos rodea, y totalmente válida. Ya basta de correctismo político, y del estúpido miedo a ofender a los demás, y de ofendernos por todo. Al final nuestras películas van a ser una verde pradera, y una mariposida revoloteando durante dos horas, a ver si así no ofendemos a nadie.

- El horrible mensaje ecologista, que intenta manipular a nuestros hijos, y el mensaje claramente anti humano, culpándonos de esquilmar los recursos naturales.

Lo que me quedaba por oír.
Empezaré por el primer punto;

1) todas las películas llevan algún tipo de mensaje, se llama moraleja (bueno, no todas, pero eso no viene al caso). Por ejemplo, volveré a Shrek. En Shrek se nos muestra como no dejarse llevar por las apariencias, ya que un ogro, paradigma de todo lo indeseable, puede ser, en realidad, una buena persona.
La Bella y La Bestia, tres cuartas de lo mismo. Además de incluir una crítica a la vanidad, y como Bella se sacrifica por salvarle la vida a su padre, en un acto de valentía y humildad.
Mulán, el sacrificio personal por hacer lo correcto, en vez de dejarse llevar por lo que, egoistamente, es lo más cómodo.
Pinocho, fumar y beber es malo. Al igual que mentir.
El Rey León, no eludir las responsabilidades, luchar por lo que uno quiere.
Y así hasta el infinito.

Pero claro, enseñar a los niños a no ser vanidosos, y a no juzgar a las personas por su físico, está bien. Pero enseñarles a proteger al medio ambiente, eso es manipular sus mentes?

Peor me parecen los mensajes de otras películas, como La Sirenita, donde la cría al final abandona a su familia, por irse con un tío, después de entablar contacto con la bruja malvada, y escaparse de casa.
Pero sin embargo, este clásico no lo veo criticado a miles.

2) El mensaje anti humano, y lo de los recursos.

A ver, por partes aquí también. El mensaje antihumano no me parece tan claro, puesto que estos mismos humanos, al concienciarse de lo que está pasando, se mueven por diferentes foros, inclusive la ONU, para poner fin a la sobrepesca en el Antártico. A mi me pareció un mensaje claro, se le está pidiendo a los niños de hoy, que sean los que mañana cambién nuestro mundo, y se tenga más consideración a las especies que viven con nosotros.

Lo de los recursos. Acaso no es cierto? No están avisando, desde hace tiempo, de los peligros de la sobrepesca, y del enorme impacto medioambiental que estamos teniendo, por nuestro consumo irresponsable, y masivo, de los recursos?
Entonces sois unos ciegos, que os negais a ver la realidad. O mejor, y por eso os ofendeis, no quereis verla, lo cual es mucho peor, ya que sois conscientes de lo que el ser humano está haciendo. La introducción de uno de los problemas principales en la película, sirve para concienciar de como nuestro consumo irresponsable no solo está haciendo daño al ser humano, si no a los mismos ecosistemas también. Si alguien no lo cree, dígan entonces por qué la anchoa, comida de pobres hace unos años, hoy es un carísimo manjar. Por qué el atún rojo está al borde de la extinción, y se cotiza a precio de oro. Por qué los mismos pescadores que antes sacaban redes llenísimas de peces en unas horas, y volvían a casa, hoy tienen que faenar durante horas, irse cada vez más lejos, trasladarse a otros países, para conseguir unas pocas toneladas.

Seamos serios, si bien ya conoceis mi opinión sobre el calentamiento global, también estoy muy concienciada en los verdaderos problemas de la tierra. La tala masiva, la sobrepesca, y la invasión de terrenos antaño naturales. Esto no es una crítica ficticia de grupos ecologistas, tratando de sorbernos el seso. Esto es una realidad, y si no hacemos algo, en 20 o 30 años no quedarán peces en el mar.

- Las canciones que utilizan tienen una letra poco apropiada para los niños.

Er, como? Son las mismas canciones que muchos padres ponen en sus coches. Yo he crecido escuchando a Mecano (Mujer contra Mujer), Laura Pausini, y otros grupos, y no me ha pasado nada.
Pero me parece el sumum de la hipocresía, puesto que muchos de esos padres protestones por canciones de Prince, luego dejan a sus hijas jugar con Bratz, y escuchar a Myley Cyrus (Hanna Montana), y ver Crepúsculo (o leerlo, que es peor).
Por no hablar de muchas canciones del mismísimo Disney, como la de Úrsula en La Sirenita, cuando le dice que no necesita hablar, que las chicas que hablan son aburridas, y como ella debe utilizar su cara bonita, y su lenguaje corporal. Pero muchos de esos padres protestones, seguro que le han dejado a su hija ver la Sirenita.

- Estereotipos raciales.

Bueno, había unos juerguistas, con claro acento cubano en la versión española (mejicano en la americana). Tampoco me parece como para echar chispas, teniendo en cuenta que eran los buenos, y que apoyaban al prota en todo momento. Tampoco me pareció un mensaje ofensivo, solo eran unos tipos que les gustaba flirtear con las chicas, y pasárselo en grande.

Es más, cuando a Mumble le tratan como una auténtica mierda, los suyos, son estos pingüinos cubanos los que le acogen, y le tratan como a uno más. Se portan como verdaderos amigos frente a la comunidad, que desde niño lo han tratado como a un apestado. Como puede ser este un estereotipo negativo?

Como decía antes, estamos demasiado preocupados por no ofender a los demás.

- El pingüino es aislado de la comunidad por ser distinto. Mal mensaje para los niños con problemas (sordos, ciegos, etc).

No sabía si reir o llorar con esto. El pingüino que es diferente es una alegoría directa a romper con lo establecido, a atreverse a ser diferente, defender lo que uno mismo es, y alzar la voz contra el régimen establecido cuando este está cometiendo una injusticida. Da la casualidad de que ese diferente es, precisamente, el que finalmente acaba salvando a la comunidad, y es aceptado y respetado por todos.
Acaso es esto un mal mensaje para un niño sordo? Decirle que, pese a ser diferente, puede hacer algo grande?
Entonces, qué pasa con Shrek? la Bella y la Bestia? Buscando a Nemo (Nemo tenía una deformidad, no podía nadar bien)?, y todas las películas donde, generalmente, los protagonistas son diferentes, y transgresores de lo establecido?

- Los Pingüinos se parecían mucho entre ellos.

No jodas!
En la naturaleza, los pingüinos se parecen! O me vais a decir que, cuando salen todas las leonas en el Rey León, las diferenciabais? A ver si adivinais quién era Sarafina, sin tener a Nala entre sus patas!


Dicho esto, recomiendo enormemente esta película. Tuvo momentos muy interesantes que me gustaron mucho, y en realidad, me alegro de haber podido verla. Estupenda película para ver con niños algo más mayores (de 6 en adelante), y ya basta de tanta gilipoyez, y de meter a nuestros mocosos entre pañitos de oro.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Santa Claus Según la Física.

¿Existe Santa Claus? Teniendo en cuenta que los niños de ahora no se conforman con cualquier cosa, por fin se puede dar una respuesta científica, o bien mentir como siempre, pero sabiéndo qué es lo que ocultamos. He aquí el resultado del reciente estudio científico:

Física tradicional

1. Ninguna especie conocida de reno puede volar. No obstante, existen 300.000 especies de organismos vivos pendientes de clasificación y, si bien la mayoría de ellas son insectos y gérmenes, no es posible descartar completamente la posible existencia entre ellas del reno volador que sólo Santa Claus conoce.


2. Hay unos 2.000 millones de niños en el mundo (considerando únicamente a las personas con menos de 18 años). Pero dado que Santa Claus no parece que se ocupe de los niños musulmanes, hindúes, judíos y budistas, la cifra se reduce a un 15% del total (unos 378 millones, según las estadísticas mundiales de población). Según estas estadísticas, se puede calcular una media de 3,5 niños por hogar, por lo que estamos hablando de unos 91,8 millones de hogares (suponiendo que en cada uno de ellos, haya al menos un niño que se haya portado bien).


3. Santa Claus dispone de 31 horas en Nochebuena para realizar su trabajo, gracias a los diferentes husos horarios y a la rotación de la Tierra (se supone que viaja de este a oeste, lo cual parece lógico). Esto supone 822,6 visitas por segundo. En otras palabras, en cada hogar cristiano con niño bueno, Santa Claus tiene 1 milésima de segundo para aparcar, salir del trineo, bajar por la chimenea, llenar los calcetines, repartir los demás regalos bajo el árbol, comerse lo que le hayan dejado, trepar otra vez por la chimenea, subir al trineo y marchar hacia la siguiente casa.

Suponiendo que cada una de estas 91,8 millones de paradas esté distribuida uniformemente sobre la superficie de la Tierra (lo cual es falso, pero puede valer como aproximación para los cálculos), hay 1,2 km entre casa y casa. Esto da un recorrido total de l l0 millones de km, sin contar lo necesario para las paradas y hacer lo que cada uno de nosotros haría al menos una vez en 31 horas. Se deduce de ello que el trineo de Santa Claus se mueve a unos 1.000 km/s, 3.000 veces la velocidad del sonido. Como comparación, el vehículo fabricado por el hombre que mayor velocidad alcanza, la sonda espacial Ulises, se mueve a unos míseros 43 km/s. Un reno convencional puede correr a una velocidad punta de unos 24 km/h.

4. La carga del trineo añade otro elemento interesante al estudio. Suponiendo que a cada niño sólo se lleve un Tente de tamaño mediano (0,9 kg), el trineo transporta unas 321.300 toneladas, sin contar a Santa Claus, a quien siempre se le describe como bastante rellenito. En la tierra, un reno convencional no es capaz de transportar más allá de 150 kg.

5. 5.353.000 toneladas viajando a 1.000 km/s crean una resistencia aerodinámica enorme, que provocará un calentamiento de los renos similar al que sufre una nave espacial en su reentrada a la atmósfera terrestre. La pareja de renos que vaya a la cabeza absorberá 1 trillón de julios de energía por segundo, cada uno. En pocas palabras, se incendiarán y consumirán casi al instante, quedando expuesta la pareja de renos posterior. También se originarán unas ondas sonoras ensordecedoras en este proceso. EI tiro de renos al completo se vaporizará en 4,26 milésimas de segundo. Santa Claus, mientras tanto, sufrirá unas fuerzas centrífugas 17.500,06 veces superiores a las de la gravedad. Santa Claus pesará 120 kg (lo cual es incluso demasiado delgado), sería aplastado contra la parte posterior del trineo con una fuerza de más de 2 millones de kg.
Por consiguiente, si Santa Claus existió alguna vez y llevó los regalos a los niños en Navidad, ahora está muerto.

Física cuántica

Si respondemos lo anterior a un niño cuando nos pregunte por la existencia de Santa Claus (o bien lo deduce por sí mismo), el niño puede llevarse una desilusión tremenda. Por suerte, hay una contraexplicación que puede sernos útil en este caso: el análisis anterior, basado en leyes de la Física clásica, presenta un fallo importante, puesto que no considera los fenómenos cuánticos, que son bastante significativos en este caso particular. Como se ha indicado, se conoce con extrema precisión la velocidad terminal del reno a través del aire seco de diciembre sobre el hemisferio norte (por ejemplo). Así mismo, se conoce con tremenda precisión la masa de Santa Claus y su trineo (puesto que se conoce el número de niños, regalos y renos justo antes del vuelo). En cuanto a la dirección y sentido del vuelo, ésta es esencialmente de este a oeste. Todo lo anterior significa que se puede determinar con excelente precisión del vector del momento cinético de Santa Claus y su cargamento.

Basta con aplicar el principio de incertidumbre de Heisenberg para saber que la posición de Santa Claus, en cualquier momento de Nochebuena, es extremadamente imprecisa. En otras palabras, está «difuminado» sobre la superficie de la Tierra, de forma análoga a una cierta distancia del núcleo del átomo. Por tanto, literalmente puede encontrarse en todas partes en un momento dado.

Por último, las velocidades relativistas a las que los renos pueden llegar durante breves lapsos de tiempo hacen posible que, en ciertos casos, llegar a algunos lugares un poco antes de salir del Polo Norte. Santa Claus, en otras palabras, asume durante breves períodos de tiempo las características de tachión. Estamos de acuerdo en que la existencia de los tachiones aún no está probada y es hipotética, pero lo mismo ocurre con los agujeros negros, y ya nadie duda de su existencia. Por consiguiente, es perfectamente posible que Santa Claus exista y reparta todos los regalos en Nochebuena.
Así que por si acaso, hay que portarse bien.

domingo, 20 de diciembre de 2009

http://www.youtube.com/watch?v=ZQlIkRy8RGs&feature=sub

Por una vez, voy a salir de mi clásico mensaje navideño sobre la tenencia responsable de animales, y protestaré contra esta iniciativa del Refugio, y de tantas otras asociaciones protectoras de animales.

El mensaje dice, que para ser un buen propietario, y una buena persona, nunca debes comprar, si no adoptar.
Si compras, no te preocupa el destino de esos pobrecitos perros, que malviven en los refugios, por lo que eres una mala persona.

Como propietaria de perros, y gran amante de los mismos, me toca mucho la moral que se me acuse, indirectamente, de ser una mala persona por querer comprar un perro de una u otra raza.
Las razones para comprar un perro de raza son variadas. Razas hipoalergénicas. Razas con un caracter específico, por unas razones específicas. Perros deportistas (no, no todas las razas valen), perros más tranquilos. La seguridad de que, un perro de raza, bien criado, tendrá un caracter predecible, en contra de los chuchos (que no los conocen ni en su casa).
O sencillamente por que te da la gana tener un perro de esa raza.

Eres una mala persona por comprar un perro de raza?
NO!

El mensaje está totalmente equivocado. El malo es quien abandona al perro, el que compra un chucho, y luego lo deja en una cuneta por que ya no le gusta. El que tiene un perro de raza al que intenta ahorcar porque ya no caza bien, o dejó de ser un relámpago en las carreras. El que utiliza los perros para pelear.
E incluso, las típicas familias, donde desgraciadamente muere el abuelo, o abuela, y los hijos se desentienden del pobre animalito (como si no tuviese suficiente).

Sabeis lo más gracioso? Que esas personas se seguirán comprando el perro que les de la gana.

Y somos los propietarios responsables los que tenemos que sentirnos culpables por no adoptar?
No, perdona, haz que los malos dueños se sientan culpables por los perros que maltratan, o abandonan!

Por otra parte, y de forma un poco más egoista. Por qué tengo yo que cargar con los errores de otros?

Diré una cosa. Se vanaglorian mucho las delicias de los perros de refugio. Que si ya vienen enseñados, que si ya los conocen, que si tal...
Pero nunca te cuentan los problemas de un perro de refugio. La mayoría de ellos desarrollan ansiedad por separación. La APS es una enfermedad anímica crónica, se puede mitigar, pero nunca se soluciona del todo. Yo tengo un perro con APS (adoptado, por cierto), y no se lo deseo a nadie. Le quiero, y es mi perro, pero me quita mucho las ganas de volver a adoptar otro perro, y pasar por las miles de frustraciones con su problema.
Algunos perros de refugio pueden tener ciertas manias, por anteriores dueños, que no se aprecien a primera vista, por que no se den loas circunstancias. Yo conozco el caso de una galga que se fabricó una cueva en el interior de un sofá, haciendo un agujero por detrás.

Algunos perros podrían ser agresivos hacia hombres (también conozco un caso), hacia según que razas (tenía una dálmata que se llevaba mal con los pastores alemanes, y similares, por un ataque que sufrio de cachorro), hacia los gatos, otras mascotas, o incluso niños.

No conocemos el pasado del perro. No sabemos como ha sido adiestrado, lo que ha podido pasar en su vida, ni tan siquiera si tiene alguna enfermedad latente.

Del mismo modo, los chuchos que no se sabe ni quién era su madre y su padre, no se puede rastrear su comportamiento. Aunque a muchos ignorantes en la materia les parezca algo vanal, lo cierto es que las razas son importantísimas a la hora de determinar el comportamiento de un perro. No es lo mismo un cruce de chow, que uno de labrador.
El primero tendrá un caracter dificil, pero será sedentario.
El segundo, un caracter dulce, pero será una bomba de energía.

Todas estas cosas se pueden evitar con un buen criador (un criador responsable, que ofrezca garantías bajo contrato).
Para empezar, un buen criador asegurará que la raza tenga el caracter que tiene que tener.
También tendrás con un alto porcentaje, la seguridad de evitar algunas enfermedades genéticas (muchas, muy severas), que sufren algunas razas.
Sabrás, con seguridad, cuanto va a crecer el perro, y qué particularidades tendrás.
Sabrás cuanta energía puede tener, y qué cosas evitar.
Y sabrás cómo va a ser fisicamente.

Tengamos en cuenta que los cachorros tienen un caracter neutral, por norma general. No se puede saber 100% como va a ser un perro de adulto, observando al cachorro. Mientras que con un Chucho, esto es un problema, con un perro de raza, esto se soluciona.

Por otra parte, esto me lleva a plantearme otra duda.
Cuando la gente se compra un coche, se vuelve loca. Se recorre 15 concesionarias diferentes, llevándose catálogos, y catálogos, que luego estudiará concienzudamente en su casa. Se lo pensará durante meses. Analizará los pros, y los contras, de los modelos que más le gusten. El físico es, evidentemente, un factor importante, pero ante todo, el comprador buscará un coche que sea afín a sus necesidades, e intereses.
Entonces, POR QUÉ COJONES NO HACEMOS LO MISMO CUANDO COMPRAMOS UN PERRO???

Estoy hasta los cojones de escuchar a la gente quejarse por que su labrador es un trasto. Pues claro que lo es, es un cachorro lleno de energía, qué esperabas? Un felpudo? Si querias un perro tranquilo, haberte comprado un Chow Chow. Pero claro, eso no podías saberlo, por que ni te molestaste en preguntar, en informarte, en buscar en internet (fuente de saber universal, de rápido acceso. No hace falta que te vayas a una biblioteca).
Luego, conozco demasiados casos de gente que se comprar un perro, por que el perrito estupendo, bien adiestrado, de 5 años, de mi cuñada, me gusta. Entonces se encuentran con un cachorro desobediente, y sin saber ni por donde empezar, pero son demasiado orgullosos como para admitir que no tienen ni puta idea de educar a un perro, y lo solucionan con frasecitas como;
- Es que el perro es tonto.
Bien. NO. Yo conozco un perro más tonto que las piedras, y tiene una educación envidiable.
El perro no viene autoenseñado. El perro es un niño de año y medio, al que hay que enseñarle, como a un niño. El perro estupendo de 5 años no es mejor que el tuyo, es que tu cuñada ya pasó las de Caín hasta que educó al perro (que, por cierto, era un dálmata, es decir, otro saco de nervios, independiente, y desobediente). El perro requiere tiempo. El perro te va a frustrar, por que morderá cosas, hasta que aprenda a no hacerlo, y se meará, y se cagará. El perro es una responsabilidad enorme por 10 años, te va a joder las vacaciones (a no ser que sea un cabezón como yo, y mi perro se viene conmigo). El perro se va a poner enfermo, y no solo es lo más humano llevarle al veterinario, si no que el hecho de no hacerlo está penado, y recuerdo que los veterinarios no tienen seguro médico como nosotros (el otro día pagué 70 euros de vacunas).
El perro no es un peluche, ni un juguete para tus hijos. El perro tiene días buenos y malos, y debe tener su lugar de recogimiento para cuando le apetezca descansar, y tus hijos estar educados para que respeten el descanso del perro.
Ten en cuenta, que si compras el perro cuando tu hijo tenga dos años, cuando tenga cuatro, seguirá siendo un niño. En cambio, un perro de 2 años es un adulto, al que puede no apetecerle jugar. Educa a tu hijo a entender al perro, y respetarlo. Insisto, no es un peluche, ni un robot. No esperes eso de él.

Si todas las personas que compran un perro por capricho, o que lo adoptan, también por capricho, supiesen lo que conlleva tenerlo, estoy convencida de que bajarían los abandonos, por que directamente no se comprarían.

Concluyendo, que me enrollo. Para solucionar el abandono, hay que concienciar a la gente de que compre SABIENDO lo que compra.
Si la gente adopta, y a los 6 meses devuelve el perro por que ya se ha cansado, no has solucionado el abandono.
Si los que somos buenos adoptamos, pero la gente sigue abandonando, no has solucionado el abandono.
Criminalizando al que compra responsablemente, no solucionas el abandono, solo penalizas al buen propietario.

Educa, no juzgues.
Infórmate antes de comprar.
Sobre todo, no compres NUNCA por capricho.